• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Antonio Ecarri Bolívar

Leopoldo: ¡que siga el debate!

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En aquellos días, dijo Jesús: "¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, pues sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera parecen bonitos, pero por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia!". Del Santo Evangelio según san Mateo 23, 27-32  

El pasado mes de diciembre, una oportuna “Carta a los socialdemócratas” escrita por el joven político Leopoldo López, líder de Voluntad Popular, me llevó a responder para hacerle algunas precisiones al amigo porque me pareció pertinente. El interés en el tema de parte del editor Rafael Poleo, al titular en el diario que edita, El Nuevo País, “Socialdemócratas en plena polémica”, y su editorial “Corto y profundo”, donde toma posición al respecto, alborotó el cotarro político y comenzaron a aparecer artículos por doquier sobre la polémica en cuestión. El ex alcalde de Chacao anunció que respondería a mis inquietudes y lo ha hecho de manera respetuosa y asaz interesante.

Ahora bien, considero que deben ser bienvenidas todas esas opiniones pues siempre he criticado lo contrario, es decir, la ausencia de “toma de posición” de la mayoría de nuestros dirigentes políticos, quienes, lamento constatarlo, escriben con un pundonor y recato que me hiela la sangre. Escriben, en fin, como cronistas impolutos, pero son más bien unas especies de sepulcros blanqueados, sin dejar nunca claro cuál es su punto de vista o posición política, para que no se les descubra su verdadero pensamiento sin ideología alguna; lo que está bien en un narrador de noticias o en un “cuentacuentos”, pero nunca en un líder o en un analista de la política.        

La política no es una ciencia exacta como la Matemática, pero al igual que la Psicología y la Sociología es una ciencia dentro del campo humanista que requiere seriedad y profundidad en el debate cotidiano, para poder llegar a perfilar lo que debe ser el relato que se impone para dirigir una nación y eso no es un tema nada baladí. Lo que ocurre es que quienes se sienten huérfanos de conocimientos o forman parte de eso que el cientista social mexicano Tanius Karam llama la “razón perezosa”, al referirse a la falta de debate en las Ciencias Sociales de aquellos que se esconden tras la cobardía de la pereza para no fijar posición ante nada, no ayudan a esclarecer ningún tema. Es que ya lo decía Betancourt, de muchos de nuestros propios compañeros de partido: “Lamentablemente en nuestro partido cunden los ágrafos”, para poner de relieve la flojera por la escritura y el mutis que hacían sobre el análisis de fondo, gente talentosa y de curtida experiencia, pero que por calcular oportunistamente en exceso se resistían a fijar posición sobre los temas más controversiales del debate político

En AD, de cara a este siglo XXI, se ha conformado una comisión que integramos, designada por el CEN, para debatir una nueva tesis política y lo estamos haciendo para legar a la juventud un partido político serio, con ideas y propuestas actualizadas, comprometido con los sectores más preteridos del pueblo, sin compromisos con poderes fácticos que lo han sojuzgado en función de sus egoístas intereses.

Cuando respondimos la “Carta a los socialdemócratas” de Leopoldo, lo hicimos con la intención de abrir el debate, la polémica, para que no cayera su propuesta en el vacío o en el silencio despreciativo de quienes les aterra debatir. Nunca con la pretensión de hacerle una especie de “disección” para conocer su conciencia socialdemócrata o el nivel de su compromiso, porque eso solo se puede averiguar en la cotidianidad de la lucha y la toma de posición permanente. Su ejemplo será la medida.

López me responde con elegancia, pero me quedan algunas dudas sobre lo que él llama la “democratización del petróleo” o el “compartir con otros sectores productivos” la orientación de la educación. Porque no se cómo se puede democratizar más el negocio petrolero, pues la Ley de Nacionalización ya preveía esa participación privada en áreas que no comprometen el dominio del Estado. La vieja tesis de “democratizar” las acciones de Pdvsa para entregársela a los trabajadores, esconde la mano aviesa de los “vivos” de siempre que las obtendrían de manera furtiva privatizando así nuestra principal industria. Igualmente, nuestra tesis del Estado docente (no confundirla con el estatismo decimonónico del chavismo) jamás proscribió la participación privada en la educación, por el contrario, fue recurrente la ayuda de nuestros gobiernos a instituciones como Fe y Alegría y la UCAB, por solo mencionar dos de muchas otras. Sin embargo, su propuesta de un foro socialdemócrata me parece que debe ser debatido, no solo entre nosotros dos, sino en el seno de todos los partidos que dicen abrazar nuestras ideas para ver su pertinencia. En lo personal, me parece una iniciativa loable y está muy bien que sea puesta en el tapete. ¡Sigamos el Debate!

aecarrib@gmail.com

@EcarriB