• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Héctor Cruces

Lee el etiquetado nutricional

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El rotulo o tabla nutricional es una valiosa herramienta informativa porque nos indica el valor energético, composición y valor nutricional representados en los macronutrientes (proteínas, grasas, carbohidratos) y micronutrientes (vitaminas y minerales). El consumidor está en pleno derecho de conocer lo que compra, dado que esta información le permite realizar elecciones alimentarias adecuadas, algo indispensable para mantener la calidad de vida, o en caso contrario de presentar alguna patología adaptarse a las recomendaciones médico-nutricionales.

¿Qué incluye?
El tamaño de la porción:
En esta sección se le indica al consumidor cuántas porciones hay en el paquete, envase y de qué tamaño es cada porción. Los tamaños de las porciones se dan en medidas prácticas, como “tazas” o “cucharadas”. Recuerde: Toda la información que se presenta en la etiqueta nutricional se basa en una porción del alimento. Es decir, que se tendrá que duplicar o triplicar las cantidades acorde a lo requerido.
Carga energética o calórica del alimento:

 Las calorías indicadas equivalen a una porción del alimento. Tomando en cuenta que, 1g de proteína o carbohidrato aporta 4 kcal, mientras que 1 g de grasa equivale a 9 kcal, y 1g de alcohol a 7 kcal. Las “calorías de las grasas” indican cuántas calorías de grasa hay en una porción
Debe tener presente que aunque un producto no contenga grasa no significa que  no contenga calorías ¡Lea la etiqueta!

Porcentaje (%) de valor diario:
Esta sección ilustra cómo los nutrientes de una porción de determinado  alimento contribuyen a su ingesta diaria total. Úsela para escoger los alimentos que son altos en los nutrientes que debe comer más y bajos en los nutrientes que debe restringir por los efectos negativos que estos representan.


Los valores diarios se basan en una dieta de 2.000 calorías. Sin embargo, las necesidades nutricionales son individuales y dependerán de cuánta actividad física usted realice. Hable con su nutricionista, es el profesional instruido adecuadamente para establecer los cálculos de sus requerimientos y distribución calórica por día.


¿Qué nutrientes que  se deben limitar en la ingesta del consumidor?
La alimentación del ser humano debe llevarse a cabo de una manera consciente, planificada, variada y balanceada sin caer en los excesos; comer demasiada grasa (especialmente grasas saturadas y  grasas trans saturadas), colesterol o sodio (la recomendación de la OMS es consumir máximo 5 gramos de sal al día) por eso es importante leer las etiquetas de aquellos productos que son más salados. Excederse en alguno de ellos aumenta considerablemente el riesgo de adquirir ciertas patologías crónicas degenerativas, como las enfermedades cardiacas, algunos cánceres e hipertensión; así como la ingesta de azúcares refinados predisponen al consumidor de diabetes mellitus.

¿Cuáles son los nutrientes que se debe sugerir en mayor cantidad en la ingesta del consumidor?

Hay ciertos nutrientes que son de gran importancia en el mantenimiento o restablecimiento de su salud, dado los cuantiosos beneficios que estos representan.
Procure  obtener de ellos las cantidades adecuadas: calcio (provee al organismo el correcto funcionamiento de los nervios y músculos), vitamina A y C (poderosos antioxidantes), fibra (mejora los niveles de lípidos en sangre, produce mayor sensación de saciedad, lo que impide comer en grandes cantidades, además de coadyuvar en los procesos digestivos). Las recomendaciones de fibra oscilan entre unos 25-30 gramos de fibra/día y el  potasio (mejora los niveles de presión arterial.)
¿Leer el etiquetado nutricional es una ganancia para la salud?
Saber qué es lo que contienen los productos alimenticios que compramos en el automercado es el primer paso para activar el compromiso de cultivar ese bienestar que tanto deseamos.
Numerosos estudios demuestran que personas que leen e interpretan el etiquetado nutricional presentan niveles de índice de masa corporal dentro de los rangos normales, a diferencia de quienes no lo hacen, además de tener una mejor calidad de vida.
¿Cuáles son las recomendaciones?
Al ir al supermercado tómese unos segundos para leer e interpretar las etiquetas nutricionales de los productos alimenticios.
Identifique cuáles son los ingredientes o aditivos que componen al alimento, en especial si usted o algún miembro de su familia posee alergia o intolerancia, por ejemplo el gluten, algunos frutos secos, la leche, etc.
Fíjese en el mensaje nutricional o saludable rotulado en el producto y compare con lo reflejado en la tabla nutricional. Prefiera alimentos “bajos” o reducidos en grasas, calorías, sodio o colesterol