• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Gisela Kozak

Lecturas para jóvenes líderes (I)

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los líderes jóvenes venezolanos requieren de un lenguaje propio porque les toca reinventar la democracia, tan golpeada por la izquierda radical autoritaria y por el relativo estancamiento de la socialdemocracia, el liberalismo y el socialcristianismo a la europea. Así como la revolución bolivariana puso el socialismo, en su sentido envejecido de control estatal de la economía y de la vida de las personas, en la palestra internacional, nosotros, los hombres y mujeres herederos de los grandes valores de la justicia en libertad, los derechos humanos, la civilidad y el pluralismo, tenemos que recuperar el sentido creador e innovador de esta herencia, no repetir la sarta de lugares comunes estilo “pueblo”, “revolución”, “patriota” ni emular el desprecio por la inteligencia, la economía de mercado, la ciencia y las diferencias individuales que caracterizan a este gobierno.

Así mismo, da tristeza que haya jóvenes admiradores del dictador Marcos Pérez Jiménez o de formas de nacionalismo conservador que no tienen nada que ver con una sociedad de cara al siglo XXI. Hay que sacudirse esa polilla ideológica, y para ello nada mejor que leer, discutir y transmitir a sus contemporáneos algunas ideas fuerza que les pueden ser útiles. Es una primera  lista brevísima en la que hay algunas sugerencias de amigos universitarios como Erik del Bufalo, Ysrael Camero, Joaquín Ortega, Alejandra Martínez, Sandra Caula y Paola Romero. Son lecturas para jóvenes con cierta preparación, por lo cual sería también indispensable contar con textos de divulgación más sencillos, pero valen la pena sin duda:

a) La alternativa de la izquierda (Roberto Mangabeira Unger): el capitalismo no es un sistema homogéneo que funciona de la misma manera en todos los países. Existe una economía mundial de mercado que tiene que modularse de acuerdo a los muy diversos requerimientos de los hombres, mujeres, comunidades, sociedades y nacionales en el mundo, asumiendo el potencial creativo de cada individuo y sus anhelos de autonomía personal.

b) Historia de los venezolanos del siglo XX (Manuel Caballero): no es cierto que los venezolanos hemos sido una sociedad de fracasados y explotados hasta 1998. Tenemos una serie de logros económicos, políticos, sociales y educativos destacables  que son nuestro punto de partida para seguir adelante: las sociedades no son lo mismo que sus gobiernos. Por atacar a un gobierno no podemos ignorar nuestros logros.

c) La mujer y el desarrollo (Martha Nussbaum): es indispensable que las mujeres tengamos más poder sobre nuestras propias vidas para que las metas de superación de la pobreza y de  disminución de la violencia sean una realidad.

d) La herencia de la tribu (Ana Teresa Torres): el militarismo y el caudillismo en la sociedad venezolana tienen sus orígenes en el siglo XIX y son realidades que es preciso enfrentar desde sus claves específicas.

e) La cultura del barrio (Pedro Trigo): un abordaje de las claves básicas de las culturas populares urbanas en Venezuela, muy necesario y esclarecedor dada la manipulación del gobierno alrededor del tema y el desconocimiento del mismo de los jóvenes líderes provenientes de la clase media.

f) Derecha e izquierda (Norberto Bobbio): las dos palabras más mencionadas en el léxico gubernamental deben tener significados mucho más precisos para nuestras luchas. Un clásico sobre el tema.

g) Introducción a las doctrinas política-económicas (Walter Montenegro): su título mismo indica el objetivo de este libro.

h) Teoría del guerrillero y El concepto de lo político (Carl Schmidt): útiles para entender  las actuaciones gubernamentales de franco irrespeto a la constitución y su visión bélica de la política.

i) La sociedad abierta y sus enemigos (Karl Popper): la revolución promueve un orden totalitario que excluye la posibilidad misma de la diversidad y el pluralismo. Es preciso que rechacemos este modelo de sociedad entendiendo las posibilidades que ofrece una “sociedad abierta”.

j) Idea de lo político. Manuel García-Pelayo: hay que comenzar desde el principio.

k) La libertad, Sancho (Compilación de Guillermo Sucre): ensayos de muy diversos autores sobre el significado de una palabra tan vital para nosotros.

Todos estos textos se consiguen en librerías, bibliotecas o vía Internet. Es la obligación de los jóvenes convertir a la política en un ejercicio de la imaginación y superar el  pragmatismo hundido en  la cotidianidad.

Seguirán otras listas, también con contribuciones de otros colegas universitarios.