• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

César Miguel Rondón

Kikirigüiki

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Kikirigüiki es una expresión muy criolla. Kikirigüiki implica trampa. Cuando usted no sigue el trayecto que debería sino que coge un atajo, produce un engaño y logra un objetivo. De muchachos, de niños, es fácil hacer kikirigüiki jugando, digamos, la Ere; de hecho, está permitido. Pero cuando se es adulto y se tienen responsabilidades y deberes, hacer kikirigüiki pasa a ser una irresponsabilidad absoluta, suprema, imperdonable. Y eso fue lo que ocurrió con Sidor y la firma del contrato colectivo.

Como la prensa ahora hay que leerla con mucho cuidado, tomándola con pinzas, leo algunos diarios que titulan con el mismo espíritu. El Mundo: “El gobierno llega acuerdo en Sidor”. Últimas Noticias: “Humo blanco en la Siderúrgica. El gobierno -de nuevo como protagonista- alcanzó el acuerdo contractual con el sindicato de Sidor que agrupa a 14.000 trabajadores”. El diario Vea, se entiende, va en la misma tónica: “Firma de contrato colectivo ampara más de 14 mil trabajadores”. Y El Universal: “Voceros de Sutiss afirman firma de contrato de Sidor”. Llama la atención que el vocero es José Meléndez, el secretario de organización: “No fue fácil y hemos pedido disculpas por las actividades que hemos tenido que llevar a cabo en defensa de nuestros derechos, vamos a elevar la producción y la eficacia en la empresa”. Creo que es la primera vez que oigo o leo a un dirigente sindical pedir disculpas después de lograr la firma de un contrato colectivo. Y de inmediato pasa hablar ya como si fuera el patrono.

Otros diarios asumieron una posición mucho más crítica, o veraz. El Nuevo País: “No hay acuerdo en Sidor”. De hecho se ilustra esto con la marcha que hubo en el día de ayer. El Nacional: “Sidoristas rechazan contrato traidor”. Y los diarios guayaneses, Nueva Prensa de Guayana: “Incertidumbre en Sidor. La firma del contrato colectivo los siderúrgicos lo convirtieron en un enigma”. Correo del Caroní: “Sidoristas reniegan de contrato colectivo promovido por el gobierno”. José Luis Hernández, el secretario general de Sutiss con todos los demás trabajadores, reniegan y dicen que esto fue un madrugonazo. Madrugonazo que anunció muy tempranito la Ministra de Comunicación, Delcy Rodríguez, quien dio la noticia afirmando que fue un éxito.

Esto es lo que definíamos al principio como el kikirigüiki. El gobierno tiene una situación demasiado complicada en Guayana y necesitaba solucionarla ya, pero solucionarla con trampas, con engaño. Y la tramposería, como se decía también en tiempos de muchachos, sale. En definitiva siempre sale. Por lo visto, el conflicto de Sidor, lejos de estar resuelto, está vivo y ahora es cuando.