• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Eduardo Semtei

KPMG, Mauro J. Velázquez G. y Pdvsa ¿Cómo es la vaina?

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

KPMG opera como un network global de miembros independientes que ofrecen servicios de auditoría, estrategias sobre impuestos y en general asesoría legal y financiera. Son europeos. Mayormente. Todas las multinacionales del viejo mundo que operan en estos predios se auditan con ellos. Sus clientes son corporaciones de negocios, gobiernos, agencias oficiales y organizaciones sin fines de lucro. Tienen unos 175.000 trabajadores en 155 países. En Venezuela son unos 750. Son los auditores oficiales de Pdvsa y quien firma por KPMG es Mauro J. Velázquez G. un escurridizo gerente enemigo de los periódicos y en general de la publicidad. Sus ingresos, su remuneración, puede estar cercana a los 300 mil dólares anuales. La cosa es más o menos así: la administración de PDVSA prepara los estados financieros (balance general, ganancias y pérdidas y flujo de efectivo) y Velázquez en su papel de obispo de Pdvsa afirma y confirma que tales estados financieros reflejan razonablemente la verdad, la salud, los signos vitales de los números de la empresa (es como la bendición del obispo, digo, comparativamente). Bueno, técnicamente KPMG revisa  el Estado Consolidado de Resultados Integrales, el Consolidado de la Situación Financiera, el Consolidado del Movimiento de las Cuentas de Patrimonio y el Consolidado de Movimiento del Efectivo (quien los consolida, buen consolidador será). Advertencia para novatos: el amigo Velázquez no dice que la situación de Pdvsa es buena o mala, él se limita a decir que los números que presentan los pedevesos reflejan la verdad. Es decir, si fuera un examen sobre un cadáver, Velázquez no diría que tiene salud sino que está razonablemente muerto. No dice de qué falleció. Cuándo. Cómo. Dónde.  Sin embargo aquí vienen dos leñazos que Mauro le atesta en su dictamen a Pdvsa, que si bien no son su problema, justamente, los menciona como “párrafos de énfasis”; quiere decir esto que, hay dos vainas raras que le llaman la atención aun a sabiendas de que, en su opinión y parecer, los estados financieros consolidados están chéveres. En el primero: Velázquez afirma en su nota 32 que Pdvsa está realizando una investigación sobre ciertos hechos irregulares de procura internacional de bienes y servicios (es decir, hay un tremendo guiso, antes llamado queso) y que los especialistas externos han estimado que la misma se extenderá en el tiempo, y está sujeta a una gigantesca incertidumbre cuyo posible efecto sobre los resultados de sus operaciones y la situación financiera no se puede determinar en este momento. (¿Y entones cuándo?) ¡Ayayay! Atención Comisión de Contraloría y Comisión de Energía de la Asamblea Nacional. Deberían citar a Mauro Velázquez para interpelarlo y que diga claro y pelao: 1. ¿Quiénes son los especialistas externos que están investigando?; 2. ¿Qué empresas y qué funcionarios aparecen involucrados?: 3. ¿De qué montos estamos hablando?; 4. ¿Por qué no se puede determinar el impacto sobre las operaciones y la situación financiera? El Sr. Mauro introduce una nueva nota, la número 33, dibujado en otro párrafo de énfasis, dirían los técnicos, donde plasma textualmente… Pdvsa en su condición de empresa de la República…realiza importantes transacciones con su accionista (es decir el Poder Ejecutivo, el gobierno de Maduro) y otras entidades relacionadas (El Banco Central de Venezuela y Corpoelec) que resultan en efectos importantes sobre los estados financieros consolidados. Nuevas preguntas en lo que debe ser inexcusablemente una interpelación a KPMG abierta a la prensa. 5. ¿Cuáles son esas transacciones?; 6.¿Cuáles son esos efectos importantes? La propia PDVSA dice en su informe que la investigación sobre corrupción está en curso y que hasta ahora le ha permitido identificar asuntos de interés tales como: confirmar que la compañía ha sido víctima de fraude en su proceso de procura internacional de bienes y servicios conexos, también identificar ciertas personas de interés, precisamente aquellos que pudiesen tener responsabilidades en los hechos o pudiesen contribuir al logro de la investigación. Determinar indicios que le han permitido aislar las transacciones afectadas por el fraude del resto presumiblemente sano. Se identificaron las empresas contratistas y proveedores de Pdvsa presuntamente involucrados. Se determinó que el período del fraude fue desde 2009 al 2015. Se señalaron los contratos afectados por el fraude. Se precisaron los pagos. Se determinó el sobreprecio promedio. Nuevas preguntas a Velázquez: 7. ¿Qué tipo de fraude se cometió?; 8. ¿Quiénes son esas personas de interés?; 9.¿ Cuáles son las transacciones afectadas y por qué montos?; 10.¿ Cuáles son las empresas contratistas y proveedores presuntamente involucrados?; 11. ¿Cuáles son los contratos afectados por el fraude?; 12. ¿Cuáles son los pagos y cuál fue el sobreprecio? Y así vamos y vamos leyendo las 128 páginas que tiene el informe. Las ventas fueron en 2015 de unos 72 mil millones de dólares cayendo desde 121 mil que fueron las del año 2014. Los costos y gastos del 2015: 61.511 (todo en millones de dólares); y en el 2014: 100.257. Las ganancias brutas entonces al restarle los llamados gastos sociales (casas, comida, etc.) dan una ganancia neta de 1.469 mm$, en 2015 y de 16.317 mm$, en 2014. Una caída brutal del 2014 al 2015. 13. ¿Sr. Velázquez a qué se debió esa estrepitosa caída? Lo que es peor, aparecen ganancias por cambio de moneda extranjera, no por petróleo, no por gas, sino por manejo de divisas de unos 15.039mm$ en 2015, y de 17.656 mm$, en 2014. (Nota 8 de KPMG) por lo tanto, si le restamos tales montos a la ganancia neta esta se transforma en una pérdida neta en el negocio petrolero de PDVSA de 13.570 millones de dólares en 2015 y 1.339 millones de dólares en 2014. 14.¿ No le parece Sr. Velázquez que eso, la curiosa ganancia en cambio extranjero, merece un párrafo de énfasis, o mejor aún, un dictamen negativo (esas cifras de ganancia no son ciertas, no reflejan la verdad) o una abstención de opinión (no existen elementos que permitan una opinión sobre la razonabilidad de las cifras)? Vean como es más o menos la manipulación de los números. Supongan ustedes, lectores, que Pdvsa le debe al Banco Central de Venezuela 100 mil millones de bolívares y el convenio cambiario entre ellos cifra el precio del dólar a 200 Bs. (por lo tanto Pdvsa debe 500 millones de dólares al BCV) al final del otro año, el cambio se fija, digamos en 300 Bs. por dólar (entonces la deuda de 100 mil millones de Bs. que eran 500 millones de $ a un cambio de 200 bolívares por dólar pasa ahora a 333 millones de dólares, por lo tanto Pdvsa se ganó 167 millones de dólares (500-333). 15.¿No le parece Sr. Mauro que allí hay un fraude contable, una falsificación de la realidad? Seguimos la lectura y nos encontramos con los convenios petroleros con PetroCaribe, con China y con Irán/Belarrús. Ellos consumieron diariamente, en el 2015, 357.000, 630.000 y 99.000 barriles diarios respectivamente, para un gran total de 1 millón 86 mil barriles cada vez que sale el sol. 16.¿Por qué no hay información sobre qué contratos amparan tales entregas, por cuánto tiempo, a qué precio? KPMG y su gerente Mauro Velázquez tienen mucho que explicar, dado que hicieron un dictamen de auditoria positivo y por lo visto no debía ser así. Por cierto, las facturas al Caribe se cobran una parte en 30 y 90 días y la otra de 15 a 25 años al 1% de interés. (Pdvsa paga 20% de interés a sus acreedores y cobra 1% a sus deudores, tamaña estupidez, regalando el país a los cubanos). Los llamados activos fijos, activos no corrientes, en su renglón Propiedad, Planta y Equipo (la maquinaria, edificios, vehículos etc. usados para extraer, refinar y distribuir petróleo) bajó de 141.240 mil millones de dólares en 2014 a 127.033 mm$, en 2015. Es decir, se desaparecieron en un año un poco más de 14 mil millones de dólares. 17. ¿No merece tal fenómeno una buena explicación Sr. Velázquez? Qué se hicieron esos activos? Hay otro par de renglones inexplicables. En 2015 la venta total de petróleo y sus productos alcanzó la cifra de 55.339 millones de dólares y la compra de petróleo y sus productos 22.965 millones de dólares, es decir que el 40% de petróleo y sus productos que nosotros vendemos no lo producimos, se lo compramos a terceros. ¡Dios, de verdad que Pdvsa está bien jodida! El consumo interno, mejor dicho la regaladera de gasolina a precios despreciables, generó una pérdida neta de 7.494 millones de dólares, con un precio promedio de 35 dólares el barril. (Estamos quemando unos 580.00 barriles diarios en consumo interno). Casi lo que necesitamos para importar toda la comida que consumimos en un año. Los pagos hechos con petróleo a China (Bandes recibe todo lo que le vendemos a China, paga a los asiáticos la porción de deuda del año y le transfiere el saldo a Pdvsa)  fueron 5.400 millones de dólares en 2015. 6.248 mm$, en 2014, y 6.919 mm$, en 2013. Es decir, pagamos deudas, capital e intereses, con China en tres años por la cifra estratosférica de 18.567 millones de dólares. ¡Coño, cuánto le debemos a los amarillos? Cierro con un par de asuntos para preguntarle a KPMG. En 2013 Pdvsa creó una empresa de maletín “Empresa Nacional Aurífera” y le vendió al Banco Central de Venezuela el 40% por 12 mil millones de dólares. 18. ¿De dónde salió ese valor, ese avalúo, esa cifra. Es decir que esa curiosa empresa tiene un precio de 30 mil millones de dólares? No lo creo. Fíjense ustedes amigos míos. Apple Inc. la empresa más grande del mundo, la de mayor venta, la de mayor valor en el mercado financiero mundial tiene de capital 27.416 millones de dólares y la chimba que hizo Pdvsa arrancó con 30.000 millones. Simplemente imposible. Otrosí, la tasa de cambio para convertir los estados financieros consolidados de dólares a bolívares y viceversa fueron de 6,10 Bs/$ en 2013, 20,80 en 2014 y 68,75 en 2015. 19. ¿De dónde salieron esas tasas de cambio, cómo las calcularon, qué convenio cambiario usaron? Un enredo del carajo. Estas y otras preguntas que seguramente surgirán en la necesaria interpelación le dirán a Venezuela el estado actual de su principal empresa, que como vimos, enseña ganancias inciertas, falsas, fabricada para ocultar sus pérdidas. Estamos quebrados.

 

NOTAS ADICIONALES.

Resumen de precio promedio por unidad y costos de producción. En dólares. Por barril

                                                           2015                2014                2013

Precio por barril. Venta                     44,65               88,42               98,08

Costos de producción                         10,68               18,05               11,40

 

Resumen de las reservas de petróleo. Año 2015. En millones de barriles.

                                                                                  Convencional            Extra pesado

Reservas probadas desarrolladas                              9.099               4.257.6

Reservas probadas no desarrolladas                                     32.258          255.264.0

Total de ambas                                                          41.357          259.521.0

 

Si empezamos a producir 5 millones de barriles diarios tendríamos entre convencional y extra pesado unos 60.000 días de venta, lo que equivale a 165 años. Razón tiene Orlando Ochoa y Francisco Rodríguez en decir que el Plan de Estabilización y Rescate de la economía venezolana tiene que basarse en un buen plan petrolero y no en negocios “rarófilos” con el Fondo Monetario Internacional.