• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Joe García

El 4 de Julio y la reforma migratoria

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cada verano, en la primera semana de julio, nos juntamos como estadounidenses para celebrar el “Día de la Independencia,” o más común conocido como el Cuatro de Julio, un día venerado e ilustre en la historia de los Estados Unidos. 

Este año, mientras nos reunimos con familia y amigos, reflexionamos sobre los pilares de nuestra nación y los valores de la libertad y justicia. Cuando nuestros Padres de la Patria celebraron el primer “cumpleaños” de nuestro país, firmaron sus nombres unificándonos y celebrando nuestra búsqueda colectiva para la libertad y la oportunidad. 

Por años, olas de inmigrantes han llegado a Estados Unidos, buscando estas oportunidades para establecer una vida mejor para sus familias en esta nueva tierra. Construyeron casas, establecieron comunidades, y fundaron algunas de las empresas más exitosas en el mundo que todavía existen hoy en día. 

Generación tras generación, el esfuerzo y la perseverancia de estos inmigrantes le han dado vida al Sueño Americano: una noción que establece que con tenacidad y visión, todo es posible. 

Desde Cayo Hueso hasta la Costa Oeste, todo nuestro país ha sido bendecido con diversas contribuciones de grandeza, como innovación, empresa, arte, cultura, y más. En mi distrito, donde se encuentra una gran diversidad, mis constituyentes vienen de todas partes del mundo, vigorizando nuestra comunidad y economía. Floreciendo con ideas innovadoras y visiones, nuestra comunidad sigue creciendo, perpetuando la intención original para nuestro país, un país lleno de oportunidades, libertad, y justicia. 

Cuando nos encontramos a la mitad de este año, la democracia más antigua del mundo sigue batallando con la idea básica de que Estados Unidos fueron fundados, desarrollados y mejorados por los inmigrantes, y que le debe mucho de su éxito a la persistencia y el sacrificio de las generaciones que nos precede. 

Desafortunadamente, las políticas de la reforma migratoria aún no reflejan los éxitos de nuestras ascendencias. Han pasado más de 30 años desde que se han revisado nuestras políticas de inmigración, pero cada día los inmigrantes contribuyen a esta nación invirtiendo, innovando, y mejorando nuestras comunidades. Son dueños de nuestros restaurantes favoritos, alimentan los fuegos creativos de la comunidad empresaria, y son los líderes más interesados en el crecimiento de este país; son la definición de lo que es ser “americano”. 

Establecido como un cuerpo colectivo y unificado, debiéramos actuar como tal. Nos lo debemos a nosotros mismos, a nuestro país y a nuestras futuras generaciones, para defender lo que es correcto para este país: una reforma migratoria integral. Se lo debemos a nuestros antepasados ​​para construir una sociedad sólida sobre la fundación que armaron para nosotros, para ayudar a florecer, para honrar a los verdaderos apuntalamientos de nuestra nación. 

Este fin de semana, cuando celebramos este día de fiesta, recordemos el motivo por el cual celebramos el cumpleaños de los Estados Unidos, una obligación de establecer, desarrollar y promover oportunidades, la libertad y justicia para todos.

¡Es hora de que hagamos un cambio, es el momento para una reforma migratoria integral, y el momento es ahora!

@RepJoeGarcia