• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Guillermo Santos

Internet de las cosas

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Como lo escribí hace algunos meses, el Internet de las Cosas (IoT) se está convirtiendo en una tendencia muy importante. Internet ya no solo es de los humanos, sino que ahora también está siendo compartido con equipos como neveras, casas, hornos, televisores y otros aparatos comunes en nuestra vida diaria.

También es cierto que con el IoT están llegando situaciones negativas, como que son usados por los hackers para efectuar ciberataques. Como se sabe, para que un aparato se pueda conectar a Internet debe tener algunos componentes parecidos a los de un computador, entre ellos un procesador, memoria y comunicaciones. Pues, según un estudio realizado por ProofPoint, una empresa estadounidense experta en seguridad informática (bit.ly/1avpvzj), se han enviado 750.000 correos maliciosos desde más de 100.000 aparatos conectados a Internet.

Los hackers, con el aumento del IoT, han encontrado un camino sin obstáculos para acceder a muchos aparatos conectados a Internet y convertirlos en lo que ahora se conoce en inglés como “thingbots” y desde los cuales se pueden hacer ataques a otros sitios en el ciberespacio para lograr un DDOS, o negación distribuida del servicio u otros ciberataques.

¿Quien ha oído que una nevera conectada a Internet tenga incluido un programa antivirus o de seguridad informática? Nadie, estoy seguro, lo que convierte al IoT en una manzana bajita para los ciberdelincuentes. En resumidas cuentas, un aparato conectado a Internet no tiene la inteligencia ni la aplicación para detectar cuando está siendo hackeado o penetrado por un delincuente virtual y poderse proteger.

Falta por ver, cuando esta tendencia negativa crezca mucho más, porque hasta ahora está empezando, qué soluciones van a implementar las compañías que venden televisores, neveras, refrigeradores y routers, entre otros, para que puedan protegerse de estos ataques que terminan convirtiéndolos en armas o thingbots y usarlos para efectuar ciberataques.

En fin, todos los aparatos inteligentes, como termostatos y televisores, cámaras digitales de seguridad, microondas y neveras, son blancos fáciles para los hackers. Lo peor es que por ahora no podemos hacer nada fuera de desconectarlos, lo que haría que dejaran de ser inteligentes y se convirtieran en aparatos brutos.