• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Guillermo Santos

El Internet de las cosas

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La red mundial de computadores, el ciberespacio o Internet ya ha pasado por varias etapas diferentes de las de web 1.0, 2.0 y 3.0, y que se definen por el perfil de sus usuarios. Empezó con profesores de universidades, pasó por lo que se conoce en inglés como los nerds, luego fueron las personas que constituyeron una gran masa de usuarios; ahora están de moda los usuarios móviles que se conectan desde cualquier sitio a cualquier hora y están llegando “las cosas” que se conectan a Internet.

Internet of things, nombre de esta tendencia, es la nueva fase del ciberespacio en la que los que se van a conectar masivamente no son tanto los usuarios como los aparatos. Esto lo demuestran cifras sacadas de estudios de Cisco: en 2010 había 12.500 millones de aparatos conectados, cifra que va a crecer a 50.000 millones para el año 2020, para concluir que hay más aparatos conectados a Internet que personas (bit.ly/itwoAb). En los hogares se conectan medidores de temperatura, controles para prender y apagar las luces remotamente, sensores de movimiento y otros.

Ya existen neveras que leen los RFID (tecnología de identificación por radiofrecuencia y que va a reemplazar al código de barras) de lo que se mete en ellas, llevan el inventario, restando lo que se saca y, cuando se llega a un mínimo establecido, solicitan automáticamente los reemplazos usando comercio electrónico.

También se consiguen hornos que se pueden prender y apagar de forma remota, así como fijar su temperatura. Muchos automóviles se conectan también, tanto que ya se habla de carros inteligentes que se manejan solos. Los celulares y las tabletas dejan información en Internet, como la de transacciones móviles, GPS y otras, y con seguridad en el futuro habrá muchos más aparatos conectados al ciberespacio.

No se puede negar que cuantas más cosas, sean personas o aparatos, que se conecten a Internet, más inteligencia se va a poder obtener para trabajar con ella y agregar valor. El Internet de las cosas es un factor importantísimo en el Big Data y va a ayudar a mejorar los procesos, las experiencias de las personas con los aparatos y, en general, nos va a permitir mejorar la relación del hombre con la naturaleza, el control de la salud de forma remota y en tiempo real y hacernos la vida más fácil.