• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Leopoldo López Gil

Injerencia vil

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Revolución Cubana ha pretendido crear moldes internacionales a imagen y semejanza de su régimen. Intentos que transgreden soberanías, ejecutando invasiones e inmiscuyéndose en los asuntos internos de otras naciones. Así lo evidencian la Guerra de las Arenas en Argelia, el fracaso del Che Guevara en el Congo y en Bolivia, donde encontró la muerte como invasor, la Guerra del Yonkipur, y la Operación Carlota en Angola.

La historia de Cuba, a pesar de haber sido manejada al estilo soviético, reconoce intervenciones en Argelia, Siria, Congo, Angola y Etiopía. Acciones de injerencia e irrespeto a esas naciones.

Uno de los primeros intentos cubanos por expandir su dominio ideológico en el Caribe fue en Venezuela, pero nuestro ejército derrotó al invasor; lo hizo con tropas del pueblo reprimiendo a los que pretendieron “sembrar” de guerrillas al territorio nacional.

Lamentablemente Cuba tendría éxito más tarde, por otras sendas, y ante hombres desemejantes. Cuba vive y depende de nuestro petróleo, sin embargo dirige nuestras defensas y relaciones internacionales.

Estas injerencias contrastan con hechos ocurridos recientemente cuando el régimen, tergiversando las visitas de distinguidos demócratas cuya única intención era verificar el despojo de los derechos ciudadanos por la tiranía cleptocrática, fue traducida como injerencia en nuestros asuntos internos.

A Felipe González, Andrés Pastrana, Sebastián Piñera, Felipe Calderón y Jorge Quiroga se les levantaron falsos testimonios y ofendieron en su jerarquía, desdeñaron que fueron elegidos por sus pueblos.

Pero si la ignorancia en esos reconocimientos es supina, no debe serlo la de extranjeros en situaciones y corruptelas recientes como las de los españoles Monedero, Iglesias y Errejón, mercenarios políticos que con recetas bien cobradas son corresponsables de la crisis económica, política y social que padecemos. Injerencia en asuntos internos también las denunció Chúo Torrealba con la reiterada e influyente presencia en Miraflores de Iván Márquez, el guerrillero colombiano.

Más de 200.000 cubanos han pasado por Venezuela mediante la alianza que Chávez estableció para consentir la intervención extranjera, desde la salud hasta la seguridad de la Nación. Convenios responsablemente denunciados por el general Antonio Rivero, pero tristemente ignorados.

Felipe González tiene motivos para expresar: “Me duele Venezuela”, porque como histórico luchador social le debe doler una nación fracasada e invadida, y a nosotros la falta de Patria.