• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Diario de las Américas Editorial

Humo represor

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desgraciadamente, la imaginación que le falta al ejecutivo de Maduro para resolver los graves problemas económicos que sufre el país, le sobra para implementar métodos de represión. Hoy en la tarde, miles de personas acompañaban a María Corina Machado para protestar por la arbitraria e injusta retirada de su condición de diputada. 

La Asamblea venezolana, como expresión del poder del pueblo venezolano, ha sido violada y los ciudadanos de forma pacífica querían expresar su contrariedad y exigir que al igual que es el pueblo quien inviste a los políticos como sus representantes, son los mismos ciudadanos quienes pueden retirarles esa potestad. La respuesta del gobierno ha sido más violencia y menos democracia en forma de gases lacrimógenos. Con el humo tóxico, Maduro y sus compinches quieren nublar la realidad y asfixiar la voz de los venezolanos. 

Las redes sociales como vehículo de la libertad de expresión en el país nos dejaban centenares de imágenes en las que se podía ver a ciudadanos corrientes y sencillos, incluidos ancianos, sufriendo por la violencia de los gases y con dificultades para respirar. Las lágrimas en sus ojos fruto de la intoxicación escenifican la rabia de un pueblo que sólo reclama su derecho a decidir y a expresar sus legítimos derechos democráticos. 

La Asamblea venezolana fue el martes físicamente inexpugnable, los manifestantes no pudieron trasladar hasta allí sus reivindicaciones pero sí dejaron claro que ningún gobierno tiene el derecho de retirar por capricho la condición de diputado a un opositor. 

María Corina Machado fue elegida por los votos de los venezolanos y sólo los venezolanos podrán decidir si quieren que cese su labor como su representante. Por los miles de personas que le arropan incondicionalmente, no parece que eso vaya a suceder por mucho que le pese a Maduro y a los herederos del chavismo.