• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Nicolás Bianco

Heroicos estudiantes universitarios

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con invariable espíritu democrático, cientos de miles de estudiantes universitarios de toda Venezuela retornaron a la lucha y la resistencia ante la dictadura del oficialismo militar y sus testaferros. Un 12-F de 2014 profundamente civilista y unitario, sin dificultad para la participación masiva ni el empleo de imágenes televisivas fraudulentas, plenaron las calles del país, con la absoluta conciencia de una vez más jugarse la vida ante el aparato represor del poder que preside Maduro Moros. Esa voluntad de libertad y paz mantendrá sin pausa y con notable coordinación la resistencia estudiantil.

Son siete años defendiendo a Venezuela, la Constitución Nacional, los derechos humanos, rechazando la corrupción, el saqueo y la grave inseguridad que padecemos aunado a los esfuerzos por asegurar una óptima formación académica. En nuestra memoria preservamos aquella extraordinaria victoria de esta primera generación de estudiantes universitarios del siglo XXI, al guiar a la sociedad civil para así derrotar con sólida mayoría en el referéndum de diciembre de 2007 la farsa chavista del Estado socialista.

"No Maduro Moros, no son un grupito”, y mucho menos fascistas o delincuentes. Son el corazón, la esperanza y el futuro de la Venezuela que pronto recuperará su libertad y su democracia. Provienen de los millones de hogares honorables, donde se conjuga la honradez y el sacrificio, de madres, padres y familiares, muchos de ellos enlutados por los desmanes y crímenes de los impunes colectivos oficialistas. Son hogares modestos. Son hogares que entienden con angustia y silencio ese sublime texto en la pancarta libertadora: “Mamá iré a la lucha por Venezuela. Si no vuelvo me fui con ella”.  

Son esos estudiantes universitarios, los que acumularon otro logro generacional contundente al ser un factor de primer orden en la victoria electoral de las presidenciales del 14 de abril de 2013 que ustedes se robaron descaradamente.

Por eso, en mi condición de vicerrector académico legítimamente elegido por el claustro ucevista en mayo de 2008, rechazo su lenguaje soez, sus letanías obsoletas y vacías, sus acusaciones infundadas a priori y los procedimientos ilegales de detención, reseña policial y, más aún, el someterlos a tortura e incomunicación.

Públicamente, le solicito al señor Amérigo Incalcaterra, representante de la ONU en Derechos Humanos para América Latina, que trasmita al secretario general de la ONU Ban Ki-moon, la respetuosa exigencia para que venga a Venezuela. Es perentorio investigar y analizar las numerosas y graves violaciones de derechos humanos y constitucionales imperantes, y las denuncias concretas de, entre otras ONG, Cofavic,

Provea, Control Ciudadano, Foro Penal, Observatorio Venezolano de la Delincuencia, Observatorio de Conflictos y de las Cárceles. Que la voz de más de 7 millones de venezolanos sea escuchada sin censura alguna. Que venga a nuestras universidades autónomas y privadas. Que constate qué sucede en las oficialistas.

Nuevamente, mi abrazo solidario a la Venezuela democrática, y en particular a los valerosos estudiantes universitarios. Cada día la lucha contra la dictadura será más peligrosa. He tenido el privilegio en esta inolvidable etapa de mi vida universitaria de compartir con ustedes la incesante defensa de la libertad y de la autonomía de nuestras universidades. Recuerden “arrieros somos y en el camino seguiremos encontrándonos”.