• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Diario de las Américas Editorial

Gobiernos y turistas sin escrúpulo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Contra lo que pueda parecer, el decadente negocio de las jineteras en La Habana continúa creciendo en los meses de verano. Así lo cuentan las mujeres que han sido entrevistadas en el reportaje de nuestro colaborador Iván García que hoy presentamos en Diario Las Américas como tema del día.

Mucho se ha hablado de este lamentable fenómeno por el que muchas mujeres -y cada vez más hombres- se prostituyen por unos cuantos CUC e incluso por un regalo o algo de comida. Es difícil tirar la primera piedra contra estas personas que han perdido cualquier tipo de fe en el futuro y en el camino han sido desprovistos de la más mínima dignidad.

Por eso, es más justo mirar hacia la élite de ese régimen que se autoproclama como ejemplo de la justicia social, pero que en realidad ha desarrollado unas élites y unos necesitados comunes a cualquier dictadura, sea del signo que sea, de derecha a izquierda.

Las hijas de los mandamases del castrismo no necesitan recurrir a la prostitución para alimentarse, vestirse, viajar al extranjero… Al mismo tiempo, no hay que olvidarse de que el jineterismo está también propiciado por la falta de escrúpulos de visitantes del primer mundo que fomentan un tipo de turismo que debería ser perseguido por las autoridades de sus países de origen. Especialmente doloroso es comprobar que algunos cubanoamericanos que visitan frecuentemente la isla están también entre los clientes de estas mujeres sin horizonte. Algunos de los que se les llena la boca criticando los abusos del Gobierno cubano, fomentan la degradación de su pueblo participando en este nauseabundo negocio.

Sigamos denunciando la pasividad del régimen de La Habana ante este drama, pero al mismo tiempo desterremos el turismo sexual como algo socialmente tolerado.