• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Froilán Barrios

Gobierno nacional manipula agenda de la misión de la OIT en Venezuela

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La propuesta de agenda asomada recientemente por el Gobierno nacional ante la inminente visita de la Misión Especial de la OIT para el 26 de enero 2014, nos señala cuál es su visión del diálogo social y sus intenciones de obstaculizar la obtención de información sobre la terrible realidad laboral que azota a los trabajadores de este país.

Venezuela se ha convertido en destino rutinario de delegaciones del organismo tripartito mundial; desde 1999 nos han visitado misiones de investigación, extraordinarias, de consulta ante las sucesivas quejas por violaciones de convenios, 87 de libertad sindical, 98 de contratación colectiva, 111 de discriminación política, que han determinado que el caso Venezuela haya sido tratado en varias asambleas anuales de la OIT durante estos 15 años de gestión gubernamental. Nuestro país se ha ubicado así a nivel de países como Bielorrusia, Zimbabue, Myanmar, permanentes violadores de los convenios laborales universales. De hecho, esta es la quinta misión oficial que nos visita.

El seguimiento de la OIT de las diferentes quejas ha sido permanente, a tal punto de que ha emitido sendas resoluciones condenatorias sobre el irrespeto a la libertad sindical, como en el caso de los petroleros de 2002-2003, o el de la intromisión del CNE en las elecciones sindicales, a las cuales ha hecho caso omiso el gobierno nacional.

En esta oportunidad el gobierno nacional ha propuesto una agenda que prácticamente excluye a la delegación sindical. Veamos: el lunes 27 se reúne con el Ministerio del Trabajo, y en la tarde con el TSJ, la Fiscalía General y con el Cicpc. Martes 28, con el Ministerio de Agricultura y Tierras, el INTI y el Consejo Superior del Trabajo; en la tarde, con la Asamblea Nacional y la Procuraduría General. Miércoles 29, en la mañana con Fedecámaras, y en la tarde, con gremios empresariales oficialistas, y tan sólo dos horas para la CSBT y la CUTV (sindicalismo oficialista) conjuntamente con el resto de centrales sindicales independientes. Jueves 30, reunión con Cadivi y el Ministerio de Industrias; en la tarde, visita a empresa o finca recuperada; y finalmente el viernes 31, reunión en otra finca recuperada, y en la tarde, reunión de cierre y despedida.

En todas las visitas anteriores hubo reuniones con entes gubernamentales. En esta oportunidad se percibe el descaro y el cinismo gubernamental al atiborrar de reuniones a la delegación de la OIT, para que esta ya agotada y cansada en 5 días y en jornadas de 9 y 10 horas diarias, solo disponga de 2 horas para recibir al sindicalismo libre y democrático y recibir informes apresurados.

Por tanto, son injustificadas las reuniones con Cadivi, Cicpc, visitas a fincas recuperadas, Agricultura y Tierras, tres veces con el Mintra, cuando existen tantas denuncias sobre quejas laborales en el sector público como el privado, y de gobiernos oficialistas y opositores. Es evidente que el presidente obrero no desea que se conozca la realidad laboral de Venezuela, por tanto hemos oficiado a la OIT exigiendo cambios en la agenda.