• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Adolfo Taylhardat

Facineroso

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Es triste comenzar el nuevo año con un artículo como este, pero las circunstancias lo exigen.

Perverso, pérfido, bandido, forajido, malhechor, salteador, bandolero, ladrón, rufián, malandrin, estafador. Ninguno de esos adjetivos califica suficientemente al régimen cruel e infame que en mala hora maneja las riendas del país. Tampoco alcanzan a describir las lacras del personaje que ilegítimamente ocupa la silla presidencial en Miraflores ni las de sus incondicionales adictos. El único adejetivo que más o menos le cuadra es el de facineroso, que el Diccionario de la Real Academia define como “malvado, de perversa condición”.

Empeñado en aferrarse al poder que ilegitimamente usurpa, trata de emular a su padre putativo y tutor. Pero en ese empeño, guindando de un hilo más fino que un pelo, recurre a los expedientes más inicuos concebidos en los laboratorios de maldad del los despachos de Miraflores y del Palacio Legislativo.

Después de haber afirmado ante los ex presidentes que vinieron a presenciar las eleccione legislativas, en un gesto propio de quien no tiene personalidad ni palabra, se desdijo y declaró que desconocía el resultado de los comicios. Además, acusó a la oposición de comprar votos y de haber cometido irregularidades en el proceso electoral cuando es público y notorio que quien no solo compra votos, regala artefactos eléctrico. Sino que también extorsiona para asegurar votos son él y sus hordas mafiosas.

El capitán no tardó tampoco en inventar un “parlamento comunal” como una manera de desconocer los resultado de los comicios y crear un ente que no tiene el mas mínimo asidero legal simplemente para entorpecer y sabotear la labor del parlamento legítimo. En un gesto de total irresponsabilidad el ilegítimo declaró que respalda ese parlamento fantoche y que atribuirá plena autoridad a sus decisiones.

En otra manifestación de desconocimiento de la legalidad y de la Constitución hizo que la Asamblea Nacional moribunda eligiera a a 13 mequetrefes para servir como magistrados en el TSJ. En esta acción se violentaron todas las normas que establece la Consitución como procedimiento para elegir magistrados y se violaron las disposiciones sobre los requisisitos y condiciones que deben  reunir los candidatos a jueces de esa alta autoridad judicial. Es triste que abogados de la república se presten para una patraña de esa naturaleza echando por la borda los preceptos morales de “el Alma de la toga”

Pero eso no es todo, valiéndos de marramucias legales y de personas interpuestas ha preentado ante el TSJ una serie de recursos mediante los cuales solicita la impugnaciópn de 10 diputados legítimamente electos el 6 de diciembre. Hecho insólito: la Sala Electoral del TSJ que se encontraba disfrutando de vacaciones judiciales interrumpió su asueto y se reunió con el unico propósito de considerar las solicitudes de recusación. Con esto el ilegítimo persigue privar a la oposición de la mayoría calificada de 2/3 que logró en los comicios de diciembre.

Como si no fuera suficiente, ahora anuncia que movilizará a los colectivos, a sus tropas de choque, para impedir el acceso de los diputados de la oposición al Palacio Legislativo. Este artículo lo escribo el domingo 3 de diciembre y saldrá publicado el jueves 7. Para esa fecha ya estará instalada la nueva Asamblea. Ojala esa amenaza de utilizar las hordas armadas para entorpecer la apertura del año legislativo haya sido un trapo rojo más de los que acostumbra ondear y no se haya materializado y que para este momento el nuevo Parlamento esté funcionando sin problemas.

La torpeza de este régimen lo ha llevado a cometer todos esos desmanes. Si lo que persigue el ilegítimo es permanecer en el poder lo que ha debido hacer es establecer un regimen de cohabitación armoniosa con la oposición, comenzando por poner en libertad a Leopoldo López y a todos los demás presos políticos que se encuentran en las masmorras de la dictadura. El camino que ha escogido es a todas luces el opuesto, el que conduce ineludiblemente a acelerar su sustitución. Están abiertas las vías legales constitucionales y democráticas para poner fin a los cuatro lustros de destrucción del país que hemos tenido que soportar bajo el chavismo y el madurismo.

Concuerdo con lo que han dicho Chuo Torrealba y otras figuras de la disidencia en el sentido de que la fuerza armada, una vez mas, no permitirá que se perturbe o se interrumpa el inicio delperíodo de vida democrática que está por comenzar con el nuevo año. La fuerza armada cumplió su deber institucional y patriótico el 6 de diciembre y estoy seguro que el martes 5 habrá demostrado una vez más cumplió con una de sus funciones primordialesde impedir cualquier intento de enturbiar o subvertir el orden democrático constitucional.

Los hechos dirán si tengo razón.