• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Valentín Arenas Amigó

Estudiantes +sociedad civil =bloque democrático

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Queremos interpretar con este mensaje lo que está sintiendo todo el pueblo de Venezuela ante varios hechos ejecutados recientemente por este régimen. Nos referimos a la conducta de un militar, diputado de  la Secretaría Legislativa, antigua Asamblea Nacional, en contra de María Corina Machado, elegida para ese cargo con la más alta votación popular, decisión contraria a la Constitución pero que fue avalada por la Secretaría Judicial del Ejecutivo, anteriormente TSJ; la prisión de Leopoldo López, líder político, decisión también contraria a la Constitución que no permite sino que le exige al ciudadano la protesta popular pacífica cuando la soberanía popular no pueda ser expresada por la vía electoral; la destitución de alcaldes elegidos por sus respectivos pueblos también violando la Constitución que le otorga la soberanía al pueblo y no al Poder Ejecutivo que la violó al ignorar el pueblo. Todas estas decisiones, muy recientes, le dicen a Venezuela y al mundo entero que aquí no existe democracia sino una autocracia totalitaria de ideología marxista.

Ante este escenario, que no solo ha destruido a la Venezuela actual sino que es una amenaza para el futuro del país, la juventud consciente de esta realidad dio un paso al frente en la defensa del futuro al protestar pacíficamente en todas las regiones del país, buscando así, con el regreso del sistema democrático, tanto el ejercicio de sus derechos de ciudadanos libres como asegurar un desarrollo económico estable que les permita tener una familia en un país con justicia y libertades. Esta decisión, patriótica y valiente, de los jóvenes necesita ser complementada por todas las instituciones que integran la sociedad civil venezolana para ampliarla y fortalecerla. Más que un deber para con la patria, este respaldo es un acto de justicia con todos esos jóvenes que con sus protestas son la admiración no solo de los venezolanos sino del mundo entero, que los percibe como hijos legítimos del Libertador. De su prestigio histórico se aprovecha el régimen para hacer propaganda, pero nuestros jóvenes estudiantes no buscan el lucro sino el regreso a una democracia con sus bondades y también sus errores, pero que ha creado una cultura en cuatro décadas de ejercicio que ahora se niega a desaparecer cuando se pretende que un solo ciudadano sea soberano, el dictador, y eliminar la auténtica soberanía cuyo titular único es todo el pueblo de Venezuela.

Consecuentes con lo antes expresado hacemos un llamado a todas las ONG, a todos los colegios profesionales, a los rectores de todas las universidades del país, privadas y públicas, a las diferentes organizaciones de trabajadores y, por supuesto, a Fedecámaras que agrupa a todas las cámaras del país, para que cada una independientemente, o todas en un solo documento, manifiesten su apoyo a esos jóvenes que han dado un paso al frente arriesgando sus vidas. La incorporación de toda la sociedad civil a esta lucha por la libertad no solo hará que regrese el ejercicio de la soberanía nacional a los venezolanos, sino también que su vocación y cultura democrática prevalezcan sobre la cultura del odio social y la confrontación que nos conduce al retroceso y la destrucción del país, como ha quedado demostrado en estos quince años.

Por una sociedad civil en bloque con los estudiantes.

*Profesor de Instituciones Políticas de la UCAB

alenri@gmail.com