• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Alexis Correia

Entretiempos

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Sistemas de televisión paga como Directv tienen la alta definición y el multicámara (que creo que en realidad nadie ve) para observar los botines de dos colores, el nuevo peinado de Neymar, cada pelo de la barba de Pirlo y cada tatuaje del chileno Vidal, pero los canales de señal abierta siempre pondrán el “tono local” en el Mundial de fútbol. Hoy nos detendremos en esos 15 minutos que pasan volando entre el primer y el segundo tiempo.

Al menos en la muestra de partidos que elegí, Venevisión y Meridiano TV se han centrado en lo futbolístico y no he visto “tomas de rumba”, esos típicos pases en vivo con los fanáticos anónimos en la plaza pública, el centro comercial o el club de inmigrantes, lo que quizás se ha reservado para las antesalas (a las que dedicaremos luego otro espacio). En cualquier caso, afortunadamente no tuve noticia de una cámara en la Hermandad Gallega, convertida por estos días seguramente en funeraria.

Para mi sorpresa, aunque Meridiano TV es canal teóricamente especializado en deportes, me gustaron más los entretiempos de Venevisión. Eduardo Saragó, uno de los entrenadores venezolanos que en el futuro podrían dirigir a la Vinotinto, es uno de los mejores en el uso de los recursos gráficos (video intervenido por la computadora, flechitas, circulitos y demás) y así explicó, por ejemplo, el peligro que generaba James Rodríguez (en Colombia lo pronuncian así tal cual, “James”) cada vez que los jugadores de Costa de Marfil lo dejaban solo.

Otro factor diferenciador en el canal de los tigritos es el ex árbitro Lenín Rodríguez con sus análisis de las acciones polémicas, aunque se tragó completico uno de los dos goles que le anularon por fuera de juego a México en el choque pasado por agua ante Camerún, cuando en el video se aprecia claramente que el balón viene de un rival (lo que habilitaba a Giovani Dos Santos). Rodríguez al parecer tuvo un “lapsus brutus”, se tragó el pito y le dio la razón a su colega colombiano, a pesar de las observaciones de sus compañeros. “Estas son acciones viriles”, opinó sobre el agarrón de Joao Pereira (portugués, ¿o el nombre le confundió?) al alemán Gotze, que solo se convirtió en penal debido a un casi imperceptible agarroncito de franela.

En Meridiano TV, los mensajes publicitarios dejan tiempo para poco. El resumen básico del primer tiempo y no mucho que agregar. Por cierto que, en el Twitter, una lectora comparó la manera de hablar de Richard Páez, el ex seleccionador de la Vinotinto y ahora comentarista, con la del político revolucionario Freddy Bernal. ¡Más respeto, vale!

El entretiempo es momento, también, para constatar la escasa inversión publicitaria nacional en el Mundial, un acontecimiento que cada cuatro años pone a medio país (cuidado si tres cuartos) ante los televisores. Una de las cuñas más graciosas, sin ser nada del otro mundo, es la de Banesco en las que se pueden marcar goles con las manos (respondiendo trivias) como el de Maradona en México 1986. En otra de Óptica Caroní hay que estar pendiente no de lo que ocurre en una caimanera en primer plano, sino de lo que hacen los espectadores al fondo (por ejemplo, unas cotufas que saltan y regresan a su pote). La del calzado Pavita’s se apropió del tema del Mundial de Pitbull.

Hablando de Maradona, toda una rareza el programa de análisis mundialista De zurda de Telesur, que retransmite TVES a las 11:00 pm. Según una denuncia de Catherine Fulop, al campeón argentino se le pagan 5,4 millones de dólares por su trabajo como conductor junto con Víctor Hugo Morales. Al parecer, en De zurda no cuentan con los derechos para colocar videos de jugadas del Mundial, por lo que se usan muñequitos en 3D sobre una cancha digital (un gol del uruguayo Luis Suárez no se disfruta así, se los aseguro), o en su defecto, podemos ver a Maradona arrellanado en el sofá de su mansión mirando los partidos. La verdad sea dicha: siempre resulta educativo escucharle (sobre fútbol).

En un momento del espacio del jueves, Morales le agradeció por una invitación a una comida y Diego Armando le dio una respuesta significativa: “No, por favor, si estaba todo pago”. En buena forma física y hasta tres zarcillos en las orejas (ahora están prohibidos en las canchas, no como en sus tiempos de gloria), el ex camiseta 10 de la albiceleste arremetió contra Posada Carriles y defendió a Julian Assange, a quien mostró en una fotografía con una camiseta de Ecuador: “Lo tienen encerrado en una embajada por decir la verdad y toda la basura que escondían los yanquis”.

En Twitter: @alexiscorreia