• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Pedro Llorens

Echándole un camión dilapidan el futuro

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La historia de los pueblos está llena de hechos, personajes, mandatos, situaciones, que con el paso del tiempo, después de la tormenta que generan, son aprovechados por poetas y escritores.

El periodista argentino Tomás Eloy Martínez escribió La Novela de Perón (1985) y Santa Evita (1995), el libro mas vendido en su país… y el peruano Santiago Roncagliolo, obtuvo el premio Alfaguara (2006) con su Abril Rojo, sobre el tema de Sendero Luminoso y su jefe Abimael Guzmán, filósofo y asesino en serie… para citar ejemplos de personajes que se inventaron una historia y terminaron siendo ficción literaria…

Algún día, si no se ha hecho, aparecerá un libro sobre el populista ecuatoriano Abdalá Bucaram, jefe del Partido Roldosista y alcalde de Guayaquil, quien fue electo presidente de su país (1996) y destituido meses después por el Congreso, alegando incapacidad mental para el cargo, acusado de bailar y cantar en lugar de gobernar y de utilizar fondos públicos sin control alguno.

Por las mismas razones pudo haber sido destituido Corazón de mi Patria, quien por más de catorce años estuvo al frente del Estado (nunca gobernó) y lo sigue estando a través de un pajarito que de vez en cuando se le aparece al sucesor Bigotón Pánfilo… sin pasar a la historia ni a la ficción literaria a pesar de haber sido tema de casi medio centenar de libros... 

Cuando se abra la cortina de ceguera colectiva construida sobre el personaje, y aparezca al desnudo el hombre (maníaco depresivo es el diagnóstico por ahora) que dilapidó tres lustros de presente y varias décadas de futuro (Venezuela era un país rico con el petróleo a nueve dólares el barril y él lo llevó a la ruina con el petróleo a más de cien dólares el barril), un escritor venezolano podrá ser premiado por una historia bufa que comenzó con el capitán Tribilín y continúa con el metrobusero bigotón ¿quién sabe por cuanto tiempo?.

Corazón de mi Patria dilapidó, sin rendir cuentas, la renta petrolera, acabó con los controles (repotenció la corrupción militar, la corrupción civil e instituyó la corrupción cívico-militar), endeudó al país hasta donde pudo y raspó la olla con los hermanos chinos y rusos y cubanos, con la complicidad de todas las instituciones del Estado, a las que Bigotón Pánfilo ahora propone acabar con el saqueo público caiga quien caiga, sin pensar que pueda caer el menos pensado.

La revolución bolivariana ha sido derrotada por puntos, por votos, en las encuestas, en la calle, en su propio partido y está al borde del KO.