• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Eduardo Vásquez

Asesinato de un país

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

¿Es un organismo el Estado? Nos parece que no es desacertada la comparación. Un organismo está compuesto por diferentes partes, las cuales están interrelacionadas de tal manera que la desaparición o el mal funcionamiento de una de ellas afecta a todas las otras.

El gobierno actual procede a aniquilar o impedir que funcionen las partes importantes para el buen funcionamiento de la sociedad. La separación de poderes es esencial para una democracia. Chávez la eliminó, e incluso una funcionaria miembro del Poder Judicial declaró que todo el poder (el de legislar, al de hacer cumplir las leyes, el de castigar a los infractores) tenía que estar en manos del monarca, como antes, y en contra de Montesquieu. Un suicidio con alegría por la patria. Han abolido otros poderes. Así, la Fiscalía informa con alegría que aquí no hay acusaciones, ni vindicta pública. Y lo dice con alegría y placer no disimulados. Ha colocado el poder de represión en manos de bandas de fascistas armados, y la Asamblea está presidida por un militar fascista, enemigo de toda ley y de todo derecho ciudadano.

Lo más extraordinario es que los nazis en el poder no vacilan en llamar fascistas a la oposición democrática. Ahora tienen como propósito anular el derecho a la información, la cual es la expresión del derecho de expresión y de pensamiento, y también que permite a los ciudadanos tomar decisiones: el derecho a la información es uno de los espacios públicos en el que se desarrolla la libertad, el intercambio de ideas, la solidaridad y, sobre todo, la posibilidad de la crítica a la gestión gubernamental.

Lo que hemos escrito sobre la separación de poderes, las gavillas del gobierno, la Asamblea es posible por la información de los diarios. No nos cabe duda de que esta es la razón de por qué la quiere eliminar el gobierno fascista. Es un obstáculo a su perfeccionamiento totalitario fascista. Y ello no estaría completo sin la destrucción de la universidad. En el gobierno, como en todo totalitarismo hay muchos Eichmann, que hacen todo el mal que pueden sin tener reproches de conciencias. Para ellos el mal es banal.

Por otra parte, creemos que la ignorancia, la incapacidad de criticarse, el desconocimiento de toda duda, permite a esos sujetos hacer todo el mal. La formación de ellos se reduce a su solo libro, a un solo pensamiento. Uno de los mayores peligros es el hombre de un solo libro. Son, como argumentaba el califa Omar, incendiario de la Biblioteca de Alejandría: Si esos libros están de acuerdo con el Corán, sobran, y si no están de acuerdo, también sobran. Este gobierno está colmado de califas Omar. Para ellos, las universidades democráticas son como la Biblioteca de Alejandría respecto a su libro único.

Étienne de la Boetie expuso en qué consiste la servidumbre voluntaria. Cientos de vasallos son los ojos, las piernas, las manos, los brazos del tirano. Sin ellos su poder seria nulo, pues un solo hombre no puede dominar y avasallar a toda una sociedad. El tirano tiene que contrarrestar, por todos los medios, a los que tratan de evitar que existan Eichmann y esclavos voluntarios. Ello anularía el poder del amo.