• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Eduardo Semtei

¿Start up o start down? Anatomía del fracaso

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Start up Estados Unidos: la administración de Obama aprobó un programa para el desarrollo de nuevos emprendedores, de nuevas empresas privadas (oíste, Giordani, PRIVADAS, ni de vaina ese bodrio de empresas sociales que mueren al nacer); no sólo les dan financiamiento gratuito, sino reducción del papeleo, reducción de impuestos y conexión con grandes corporaciones. Quieren expandir el capital para los nuevos empresarios e inventores. Tienen 2.000 millones de dólares para tal iniciativa. Un programa de 5 años. Es para capital semilla. La mitad para áreas especialmente deprimidas o sectores emergentes. La otra mitad para el desarrollo de proyectos. Para empresas que no tengan crédito bancario. De 1 millón a 4 millones de dólares.

Start up Chile: es un programa creado por el Gobierno de Chile. Para emprendedores, para el sector privado, para nuevos empresarios, para el sector de alto potencial. (Oíste, Maduro, no para areperas socialistas ni conucos comunitarios que no producen ni empleo ni riqueza y nos cuestan una boloña). Quieren convertir a Chile en el primer polo de innovación y emprendimiento de América Latina. Les dan a los nuevos empresarios 20 millones de pesos (40.000 dólares). Regalados. Transferidos. Estimulantes. Les dan visa de trabajo de un año para que desarrollen su empresa si acaso son extranjeros. (Oye bien, Jaua, puede participar cualquier emprendedor del mundo, no importa su nacionalidad, no como aquí con esa pepera cubanista). Los postulantes deben tener una visión global, no socialistadelsigloveintiuno (lo que al final signifique esa vaina). En 2011 hubo 87 start up de más de 30 naciones.

Start up Brasil. Acaban de aprobar el programa. Para jóvenes brasileños o extranjeros (toma nota, Jaua, a ver si aprendes algo bueno y abandonas definitivamente tu reducido criterio de ex tirapiedras encapuchado). Es una iniciativa gobierno-sector privado (lee, Menéndez, neocomunista trasnochado, nada de perseguir y amenazar a empresarios, aprende de Brasil, se trata de estimularlos, atraerlos de todo el globo). La fase inicial del fondo es de 18 millones de dólares. (Oye, Diosdado, trata de entender, sé que para ti es difícil, lo tuyo es la camorra, entérate de que esos programas de start up ya tienen tiempo en Israel y Corea del Sur. Promueve una ley para atender ese asunto). El fondo quiere atraer empresarios privados, emprendedores privados, en el área de tecnología e información. Ya el fondo tiene 78 millones de dólares. Es para desarrollar ideas locales e internacionales. Donde esté el talento allí hay que buscar. No importa de qué lugar viene. Son 100.000 dólares para cada emprendedor seleccionado. Regalado. Transferido. Invertido. No sólo pueden participar emprendedores, hombres y mujeres, también lo pueden hacer las empresas pequeñas y medianas de cualquier lugar de la tierra.

Start down Venezuela. Persiguen la Polar con un ensañamiento vil. Estimulan huelgas locas e irresponsables contra la Coca-Cola o Helados Efe. Expropian. Amenazan. El Seniat o Indepabis, como dijo Mario Talko Silva, son órganos de chantaje y no de estímulo fiscal para los nuevos empresarios. La matraca de los registros mercantiles para legalizar una empresa es un escándalo que les tiene el hígado reventado a todos los abogados que ejercen mercantil. La persecución contra extranjeros es horrible. Como el caso del cineasta. Ser rico es malo. Las empresas son explotadoras y criminales. Las universidades son acorraladas y arruinadas. ¿Dónde ve usted la diferencia entre Chile, Brasil y Venezuela dentro de unos seis años de seguir gobernando Maduro con su socialismodelsigloveintiuno?