• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

María Yanes

El Día Mundial contra el Cáncer

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

E l 4 de febrero de cada año, por iniciativa de la Unión Internacional contra el Cáncer y la Organización Mundial de la Salud, se estableció la celebración del Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer, terrible enfermedad que todos los años cobra un número importante de vidas, no solo en nuestro país sino a nivel mundial. El último informe de la OMS en relación al cáncer determina que en 2012 se registraron 8,2 millones de nuevos casos y además pronostica que esta cifra ascenderá a 22 millones anuales en las próximas dos décadas.

En Venezuela, el cáncer se ubica como la segunda causa de muerte después de las enfermedades cardiovasculares.

Los tipos de cáncer más frecuentes en la mujer son el de mama y de cuello uterino, en el hombre es el de próstata. Sin embargo, el cáncer de pulmón y de colon han alcanzado una prevalencia importante, sin dejar de tomar en cuenta otros tipos de enfermedades malignas como el linfoma y la leucemia, los cuales se presentan con más incidencia en pacientes jóvenes. Actualmente los pacientes oncológicos en el país están sometidos a la angustia e incertidumbre dada la crisis existente en el sector salud. El paciente afectado de esta enfermedad necesita la seguridad y garantía del acceso a los diferentes tratamientos para el control y remisión de la misma, pues simplemente se trata de su vida. La información actual que disponemos redunda en la escasez de un porcentaje significativo de medicamentos para aplicar el tratamiento de quimioterapia, según información de colegas especialistas en esta área. Cada tipo de cáncer tiene un esquema de tratamiento específico y generalmente, consta de tres a cuatro medicamentos que deben ser administrados en forma de ciclos y durante el tiempo que amerite el paciente según el tipo de tumor cancerígeno diagnosticado. Esto representa una gran angustia para el paciente pues debe adquirir dichos medicamentos en la farmacia de alto costo, dependiente del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales en donde se le facilita el esquema completo de tratamiento, independientemente de que se le administre en un centro público o privado. Vale referir otro problemática conocida por la Sociedad Venezolana de Urología, es que no hay un suministro regular y permanente de fármacos para el tratamiento inicial del cáncer de vejiga, el cual debe ser continuo para así evitar conductas terapéuticas drásticas e impedir su progresión; aparte del tratamiento médico descrito, estos pacientes necesitan el complemento de la radioterapia y los equipos que aplican dicho tratamiento, denominados acelerador lineal, no funcionan en su totalidad a nivel nacional. Esperemos que se haga realidad y efectivo el convenio entre el Ministerio del Poder Popular para la Salud y Argentina el cual debe reactivarse este mes de febrero, a través del cual se garantiza mantenimiento y repuestos a un total de 19 equipos a escala nacional en el sector público. Sin embargo, nueve equipos quedan fuera del beneficio de dicho contrato.

Por otra parte pudiéramos nombrar que actualmente no se dispone de yodo radioactivo para el tratamiento del cáncer de tiroides, hay escasez de bloqueantes hormonales para el cáncer de próstata. Aunque es conveniente nombrar que llegaron al país isotopos radioactivos como el tecnecio para estudios de medicina nuclear, muy importante para el paciente oncológico, los cuales serán distribuidos en el sector público para el funcionamiento de 14 equipos, una noticia positiva en el marco de esta crisis. No obstante quisiera referirme a la desidia en relación a la paralización de las obras del Hospital Cardiológico para Adultos y Oncológico de Montalbán, iniciadas en 2012, y hoy en día es solo una estructura de cemento y bloques . Bajo el lema "A nuestro alcance" este 4 de febrero se debe enfatizar en la detección temprana para disminuir la incidencia y el impacto de esta enfermedad. El Estado venezolano a través del ente rector en salud debe poner al alcance de todos los pacientes el acceso al tratamiento en todos su esquemas y fortalecer campañas educativas dirigidas fundamentalmente a la prevención.