• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Antonio Ecarri Bolívar

Declaración sobre citación de Alejandra Otero

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La citación de Alejandra Otero es intimidación contra su padre y constituye una aberración típica de los más oprobiosos regímenes dictatoriales.

Este gobierno anda dando palos de ciego para tratar de lograr algo imposible: que la gente se distraiga con el “show magnicida” y olvide el desastre económico, político y social que vive a diario el pueblo venezolano. En efecto, este gobierno en vez de dedicar sus esfuerzos a corregir las causas de las protestas, atacan su consecuencia con represión, lo que solo genera más violencia y crispación en el ambiente político nacional.

En medio de ese show publicitario, alrededor del supuesto “plan magnicida”, aprovechan para tratar de amedrentar a los medios de comunicación social para acallar su voz, que es la que representa a los que no la tienen. Ahora lo escatológico del asunto es lo que hacen contra el diario El Nacional; al ver que sus amenazas no amedrentan a su editor, Miguel Henrique Otero, buscan quebrar su resistencia citando a su hija Alejandra, quien nada tiene que ver con el mundo de la política, ni es trabajadora de la prensa, sino una conocida y destacada artista de radio, televisión y teatro.  

Esta agresión contra la hija de un opositor al régimen recuerda los más tenebrosos procedimientos de la extinta Seguridad Nacional de Pérez Jiménez, cuando se llevaban a sus calabozos a esposas e hijos de los perseguidos políticos para aterrorizar a nuestros líderes democráticos que luchaban en la resistencia. Este procedimiento contra Alejandra Otero se parece al triste caso de la esposa de Leonardo Ruiz Pineda, a la que después de asesinar a su marido la dejaron en un calabozo cuando fue a reclamar su cadáver. Esas son las actitudes de los regímenes de fuerza que al estar desasistidos de la razón creen, equivocadamente, que con esas agresiones amedrentan al pueblo venezolano, pero lo hacen porque no conocen a este pueblo que mientras más lo reprimen se hace más levantisco, hasta lograr el cometido de quitarse el yugo que lo oprime.

Desde Acción Democrática queremos expresar nuestra solidaridad con Alejandra Otero, su padre y todos los trabajadores de El Nacional, quienes, a pesar de la represión, las amenazas y el chantaje de negarle papel para la impresión del periódico, se mantienen incólumes en la defensa de la libertad de expresión.  Exigimos el cese del chantaje, la represión y el acoso policial contra el diario El Nacional, el editor Miguel Henrique Otero y toda su valiente familia. Miguel Otero Silva estaría orgulloso de la dignidad de sus descendientes.

 

*Vicepresidente Nacional de Acción Democrática