• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Valentín Arenas Amigó

Cubazuela moribunda

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Cubazuela que el teniente fallecido y Fidel Castro diseñaron antes de enfrentar el juicio de Dios va directo hacia la sepultura. Las señales más que evidentes son contundentes. Cubazuela desaparece. Dos son las señales para hacer esta afirmación. La primera señal la están dando los estudiantes, y junto con ellos toda la sociedad civil de Venezuela; y la segunda la ha dado nada menos que el propio Raúl Castro, asesor de Maduro.

Los estudiantes y la sociedad civil en la calles le están anunciando al mundo entero que la revuelta castrista, llena de odio y de mentiras, no tiene ya vida en Venezuela porque su pueblo vive la fraternidad y está dispuesto a dar la vida por la libertad como hijos auténticos de Simón Bolívar.

La protesta, pacífica y constitucional, iniciada por los estudiantes y respaldada por toda la sociedad civil que los apoya en las calles, lanzó un mensaje contundente a favor de la democracia y la libertad y en contra de la autocracia y la esclavitud. La cultura democrática de cuatro décadas del venezolano no pudo ser destruida por un régimen que comenzó mal al entregarle la soberanía nacional a otro país y copiar su fracasado modelo. La soberanía corresponde ejercerla a los ciudadanos de Venezuela y a nadie más que a ellos. Pueblo sin soberanía y dependiente de otro no tiene futuro y eso lo han percibido los estudiantes con su protesta defendiendo el futuro de la Venezuela democrática que es también su futuro. Los partidos políticos representan a determinados sectores de un país pero la sociedad civil es Venezuela, pues sin ella no hay nación. Los estudiantes representan y luchan por el futuro de esa sociedad civil donde ellos vivirán. Por eso esta lucha no es por el poder político, sino porque sean respetados los derechos humanos de todos los venezolanos, tal como está consagrado en la Constitución nacional.

El segundo anuncio acaba de hacerlo el mismo Raúl Castro. Escuchen esto. Cuando Estados Unidos y la Unión Soviética llegaron a un acuerdo terminó la ayuda económica que la Unión Soviética le daba a Cuba cuyo modelo económico la llevó a la quiebra. Esto obligó a Castro, precavido, a buscar oxígeno económico en Venezuela a cambio de enseñarle la tecnología revolucionaria marxista para retener el poder.

Ahora Raúl, consciente de que la revolución fracasó en Venezuela y necesitando de quién vivir económicamente, ya se está relacionando con la Unión Europea, buscando negociar para poder comer y subsistir. Esta sorpresiva relación anunciada por Raúl con la Unión Europea es la mejor señal de que el régimen actual de Venezuela agoniza y por eso busca quien le haga la suplencia. Como se le acaba la teta de Venezuela sale a la búsqueda de otra que la sustituya.

Venezolanos, si Raúl busca a quien arrimarse para poder subsistir económicamente es que el regreso a la democracia en Venezuela está ya muy cerca. La sociedad civil toda en la calle es la vía constitucional en tanto no tengamos elecciones transparentes.


*Profesor de Instituciones Políticas de la UCAB


 alenri@gmail.com