• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Eduardo Semtei

Conversaciones telepáticas con un dialogante

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En un descuido de Diosdado “Scarface” Cabello y Ramón del Rosario Aveledo tuve la oportunidad de colearme como un vulgar arrocero dentro de la Fiesta del Chivo, carajo que me equivoco, quería decir en la Fiesta del Diálogo que se celebra con pompas y sin papelillos en la Sala Carlos Marx.

Sorprendo al Negro Aristóbulo trepanándose las encías con un palillo de oro debido a trocitos de langosta que tiene adheridos a sus espacios interdentales. El Negro, como le dicen, almuerza regularmente crustáceos, moluscos y mariscos. Atrás quedaron las arepas reina pepeadas y los emparedados de pernil. De reojo me fijo que Pedro Pablo Fernández consulta cada minuto con su progenitor, no suelta el teléfono ni un instante. Los otros invitados se miran con recelo. Le pregunto a nuestro dialogante ¿Por qué no hay estudiantes en esta reunión?

Ummh. Dudando. Meditando. -No tengo ni idea, ciertamente me parece más raro que el cipote que no esté ni siquiera el gordo Requesens que es justamente adeco?

-¿Qué esperan ustedes de este proceso?

 -Bueno para mí, y eso aquí entre nos, yo no espero nada. El gobierno que perdió la batalla internacional por knock out fulminante y que tiene un bajón en las encuestas que lo tienen por el piso busca afanosamente un tiempito para tratar de recuperarse. Los cancilleres de UNSUR le dijeron que corriera o se encaramara, quiero decir, que renunciara o dialogara. Lula lo tiene loco a llamadas; unas diciéndole que pacte un gobierno de consenso, otras cobrándole lo que le deben a su pana Norberto Oberdrecht. La Bachelett anda arrancándose los pocos pelos que le quedan viendo el desastre económico y la Kirchner simplemente contempla como la sociedad argentina comienza el inexorable proceso de deterioro e inseguridad que corroe los cimientos de ese sureño país.

-¿Y la oposición?

-Andan enredados. Parece ser que quienes verdaderamente animan, conducen y dirigen las protestas son los estudiantes. Y en algo tienen que ver Leopoldo, María Corina y Ledezma, a más, claro está, de movimientos acéfalos, antipolíticos, radicales, que no se sienten representados en la MUD.

-¿Cómo ves la actuación de los participantes?

-Ay Señor de la Cuaresma y de la Virgen de la Angustias. Destaca por su actitud desafiante, ofensiva y full de pacatería Mr. Scarface. Abre la boca y vomita provocaciones, retos, ofensas, disparates y necedades. Se ve a leguas que Maduro lo pellizca duro en la pierna cuando oye el rosario de barbaridades que al mismo tiempo dejan boquiabierto a los cancilleres invitados. El Indio Velázquez, zamarro y avezado, desconfiado como quien camina entre culebras venenosas, presentó como iniciativa una Ley de Amnistía que los representantes Rojos Rojitos echaron rápidamente al basurero. Lo único que le pudieron sacar fue un examen médico a Simonovis. Para mí, creo que el Indio no vuelve a sentarse en la Mesa Redonda. Tenemos allí a Didalco. A buen bicho señores. Nadie sabe exactamente a quien representa. Se fue huyendo, perseguido por policías, fiscales, jueces, acreedores, socios, señoras con hijos, un verdadero ejército, y regresó con el cuento que él no quería huir, pero fue Ismael García quien le suministró sin su consentimiento dos cucharadas de burrundanga, para luego trasladarlo inconscientemente a Bogotá, luego al Perú. Tenemos a Pinto. El Tupamaro. Comandante Supremo de los Colectivos y Otros Grupos Paramilitares; entonces dígame usted Sr. Semtei. Una comisión donde esté Diosdado, Pinto y Didalco que significa realmente en términos de diálogo. Para mí, aquí entre nos, un claro despropósito.

-¿Y Henri Falcón?

-Creo que es uno de los pocos que asiste a las conversaciones con una cierta esperanza.

-¿Capriles?

-Llega a las reuniones cauteloso y precavido. Se evidencia en sus gestos y miradas que conoce al adversario. Busca un chance para confrontar a Maduro y que quede en claro la distancia abismal que en materia de formación, civil, ciudadana, científica y política los separa. Pero creo que el presidente no le dará el chance

- ¿Y entonces por qué asistir a esos encuentros?

-Simple Mr. Watson. En política los únicos que no pueden verse son los ciegos, y los únicos que no pueden hablarse son los sordomudos. Toda confrontación entre adversarios abre la oportunidad de que uno derrote al otro. Que una parte saque ventajas políticas y eventualmente electorales. Si Maduro no asiste, un movimiento telúrico no electoral que lo desalojará del poder, sería recibido por la comunidad mundial con muy ligeras críticas. Maduro no tendría cómo patalear ente nadie. Si la oposición no asiste, estaría evidenciando que anda enredada en vainas militares. Así que como siempre en esa reunión cada dos personas son varias. La verdadera. La que quiere aparentar. La que oculta. En fin. Como dijo el viejo sabio. Conversar para evitar la guerra. Hasta que el Infierno se congele.

 @ssemtei