• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Ronald Nava García

Claridad, comprensión e infografía

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ya les digo que hay géneros periodísticos que en ciertos momentos adquieren un mayor protagonismo al que regularmente tienen. Y un buen ejemplo es la infografía, que en las coberturas electorales adquiere mayor despliegue y atención por parte de los lectores.

Hace dos años decíamos que la infografía ha vivido solapada entre confusiones e interpretaciones, al punto que el propio término apenas fue incorporado recientemente a los diccionarios; y eso con severas divergencias acerca del significado escogido. Entre tantas definiciones, nos quedamos con la del profesor Josep María Serra, de la Universidad Pompeu Fabra, de Barcelona: “La infografía es un género periodístico que consiste en la transmisión de una información o noticia por medio de gráficos, dibujos, ilustraciones, fotografías... y que se realiza de forma manual o por medios informáticos”.

Redondeemos la cosa con las características que le otorga a la infografía periodística el profesor José Luis Valero Sancho, de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Barcelona:

-Que dé significado a una información plena e independiente.

-Que proporcione la información de actualidad suficiente.

-Que permita comprender el suceso acontecido.

-Que contenga la información escrita con formas tipográficas.

-Que contenga elementos icónicos precisos.

-Que pueda tener capacidad informativa suficiente y sobrada para tener entidad propia o que realice funciones de síntesis o complemento de la información escrita.

-Que proporcione cierta sensación estética, no imprescindible.

-Que no contenga erratas o faltas de concordancia.

Al margen de lo académico, ya les digo que este género, del cual tuvimos las primeras noticias a finales de los años 70, también ha servido polémicas que van desde su importancia como tabla salvadora en los nuevos modelos del diarismo hasta si su uso y su visualidad van en detrimento del hábito de la lectura. Hay también quienes alertan acerca de que la creatividad en su expresión pueda complicar o dificultar la lectura, como sucede con la opinión de la lectora Cecilia Arnal, quien piensa que en la infografía de los resultados electorales, el diseño sacrificó la claridad de la información. Agrega que habría sido más fácil de interpretar si hubieran utilizado el sistema de barras o la torta dividida en cuadrantes.

Como cualquier género periodístico debe cumplir con los postulados básicos de la información, tales como la fuente de origen, la veracidad, la exactitud y la necesaria contrastación, entre otras esencialidades. Piensa uno que el crédito del autor debería ser obligatorio, no sólo por algún asomo de descuido o falta de seriedad que pudiera colarse en el anonimato, sino porque el padre de la criatura merece el justo reconocimiento de su esfuerzo.

En todo caso, creemos que la infografía demostró su papel en las recientes elecciones, cuando facilitó la comparación de resultados, participaciones, porcentajes, y con ello una mejor compresión de ese mar de cifras y de sus posibles lecturas, implicaciones y consecuencias. O así.