• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Froilán Fernández

China domina en cómputo

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde 1993, una lista singular viene elaborándose 2 veces al año para establecer un rango de los supercomputadores más poderosos del mundo y designar los Top 500. Inicialmente se requería que los supercomputadores estuvieran en la escala de los teraflops –un billón (1012)  de operaciones de coma flotante por segundo– para figurar en esa lista, pero en la cuadragésimo séptima edición de los Top 500, publicada esta semana, ya el rendimiento está cerca de los centenares de miles de teraflops, o centenares de petaflops (1015), una indicación de que la ley de Moore está vivita y coleando.

El nuevo rey de los petaflops es el Sunway TaihuLight, que es tres veces más rápido y tres veces más eficiente que el Thiane-2 (líder de las últimas seis listas) y está basado en procesadores hechos en China, ya que Intel tiene serias restricciones para entregar esos procesadores especiales para la supercomputación.

TaihuLight cuenta con más de 10 millones de núcleos, trabaja cómodo a 93 petaflops y puede alcanzar picos de 125 petaflops. Este nuevo líder del cómputo intensivo triplica a su paisano del segundo lugar en rendimiento computacional y es 10 veces más potente que el equipo japonés del quinto peldaño.

En esta liga solían dominar las compañías estadounidenses: IBM, Cray, Amhdal ó también las japonesas como Fujitsu. Cuando examinamos los Top 10 de esta última lista la realidad es muy diferente: los dos primeros lugares van a China, Cray en el tercer lugar y además logró meter 5 equipos en los Top 10; IBM con 2 equipos (en 4to y 6to lugar respectivamente) y Fujitsu logra la quinta posición completando los Top 10.

Bits y bytes

Por primera vez desde que se inició esta clasificación, EE UU pierde el privilegio de tener más equipos entre los 500 seleccionados, pues China ocupa ahora la primera posición con 168 (33,6%) equipos, mientras que EE UU baja a 165 (33%). Cuando se habla de la potencia de cómputo por país, China supera a EE UU por un margen mayor, 37,3% a 30,5%, respectivamente. Pero cuando se incluye a Japón para comparar los continentes, Asia, con el 43,8% de los equipos, gana un dominio mayor sobre América (34%) y sobre Europa (21%).