• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Guillermo Vargas

Cepas de vid para injertar

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En términos vitícolas, llamamos cepa a la parte estructural y leñosa de una planta de vid formada por el tronco y sus brazos. No obstante,  en la lengua castellana usamos también el término cepa para nombrar a las vides cultivadas, que presentan características morfológicas y fisiológicas similares, que generan un mismo tipo, llamado técnicamente variedad.

Las variedades de vid para vino cultivadas actualmente en el mundo, provienen exclusivamente, de la especie europea Vitis vinífera, nativas de Portugal, España, Francia, Italia, Alemania y algunos países de Europa Oriental, las cuales han sido introducidas desde allí Estados Unidos, Canadá, Suráfrica, Nueva Zelanda, Australia, México, Argentina, Chile y Uruguay, entre otros, y a países tropicales como Venezuela, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Perú, Brasil, India y Tailandia, donde conforman viñedos para vino.

Estas variedades o cepas, cultivadas a nivel mundial, conservan sus características morfológicas, fisiológicas y organolépticas porque se propagan por multiplicación vegetativa, principalmente por injertación sobre especies americanas, por estacas y micro propagación de tejidos, para conservar su pureza genética en el tiempo.

Francia es el país con mayor número de variedades nativas para vino, las cuales se cultivan en muchos países, destacándose las tintas Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Merlot, Pinot Noir, Pinot Meunier, Malbec, Carménère’, Syrah y Petite Verdot; así como las blancas Sauvignon, Semillon, Chardonnay, Pinot Blanc, Pinot Gris, Chenin Blanc, Malvoisie y Muscat D’Petit Grains, entre otras.

En España encontramos excelentes tintas como las Tempranillo, Garnacha (Grenache), Mazuelo, Graciano, Monastrell (Mourvedre); y blancas como Verdejo, Alvarinho, Airen, Torrontés, Macabeo, Garnacha Blanca, Xarel-lo, Parellada, Palomino. En Italia se encuentran las excelentes tintas  Nebbiolo, Sangiovese, Nero Dávola, Barbera, Primitivo (Zinfandel), Nero Amaro, Montepulciano; así como las blancas Moscato bianco, Malvasía Istria, Trebbiano Toscano (Ugni blanc) y Prosecco, entre otras. Y en Portugal destacan las tintas Touriga Nacional, Tinta Cao, Tinta Amarella, Tinta Caída y las blancas Verdelho, Baga y Fernao Pires; mientras que en Alemania las extraordinarias blancas, Riesling, Sylvaner y Muller-Thurgau y la rosada Gewürztraminer.

guillermo.vargasg@gmail.com