• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Eduardo Semtei

Carta anticipada al Niño Jesús

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Querido Niño Jesús. Bendición. Todos sabemos que tú naciste el 24 pero, que Dios, tu papá, por cierto, nos perdone. Nosotros de ahora en adelante diremos que el M-6D (el Milagro del 6 de diciembre) es una fecha religiosa para nosotros.

Claro que el 24 es más mejor; más teológica, romana, católica y apostólica, pero el 6, el 6, el 6 es requetebuena. No sabemos si ustedes allá en el Cielo metieron la mano en estos asuntos electorales. Yo no lo dudo. Pero de todos modos los millones y millonas de velas que prendieron los venezolanos pidiendo un milagro para salir de la pesadilla se cumplieron.

Aunque viéndolo bien, le diste hasta con el tobo a las huestes del Psiquiatra del Mal en Caracas y al Malandro de Aragua. Yo no recuerdo exactamente pero al Capitán del Abuso le devolvieron el mazazo en pleno rostro y al Presidente le recordaron el chiste malísimo del ñame o del ocumo. Los volviste polvo cósmico.

De la tierra vienes y en tierra te convertirás fue la frase que acuñaste en los corazones de los que sufren, de los desventurados y de los que hacen esas mamarras de colas para comprar harina, aceite y toallas femeninas. Pero todavía les falta. Y entonces los bichitos dicen que si fue el imperialismo, que si fue la guerra económica, que si fue la emboscada mediática internacional, que si fue el engaño, el patatín, que si patatán. Que ahora no te voy a dar casas. Ya es un clamor popular: No volverán.

Cilia dijo que ni de vaina se aparecía por la Asamblea no fuera que Lilian Tintori le diera una pescozada. Elías Jaua tampoco se va a incorporar porque le tiene un miedo arrechísimo a Pizarro que, por cierto, es de su peso y tamaño. Haiman el Troudi menos que menos se va a aparecer por la Asamblea Nacional, pues cazó una apuesta con Ismael García y no piensa pagarla. ¡Ay Señor de la montaña!

En cuanto se refiere al capitán Cabello, ese, ese ni de vaina se asoma. Por cierto, le traspasó el micrófono de la Cámara al Che venezolano, los asientos y curules al grupo de Payasitas Rojas Rojitas, los carros de la Asamblea al Sindicato Único de Taxistas “Tírame Algo” las pocetas a la Sociedad Cooperativa “Defecadores de los Llanos”, ANTV se la cedió al Grupo de Apoyo Táctico de Ofendedores y Groseros Televisivos, los jardines del Palacio los dio en concesión al colectivo “Me sacaste la Piedrita”, los urinarios al consejo comunal “Patria o muerte, orinaremos” y el mazo, ay el mazo, mejor me callo. Está resguardado en un lugar seguro.

La “Exótica Belleza Roja” de Jacqueline Farías quedó como presidenta honoraria de la Organización Continental de las Colas Sabrosas y miembra especial del grupo táctico “Yo soy el Dedo de Chávez”. Por su parte el Potro y su Potra andan sin sombrero, sin silla, sin cincha ni gurupera. Al economista sabio de Jesús Farías lo devolvieron para la Universidad Central de Venezuela, a la Escuela de Economía, pues se descubrió que tenía aplazadas las materias Economía Monetaria I y II, Política Económica IV y Limpieza y Aseo Personal.

Niño Jesús, uno de verdad no sabe cómo tratarte, si como un niño, o como un adulto, o como Dios mismo. Es un enredo. Pero igual te pido de todo corazón que termines la tarea de darles a los venezolanos un futuro mejor. Empiezo mi lista de deseos: que el gobierno entienda que perdió las elecciones. Que Tarek William Saab no siga diciendo bobadas y necedades y que se quite esos tatuajes que hacen que uno piense cosas malas. Que el CNE ofrezca las cifras minuto a minuto como lo hace el resto de la humanidad y que Tiby se cure y viva muchos años para que vea pronto un CNE decente. Que el dólar baje por lo menos a 300 bolívares. Que se acaben las colas y llegue el abastecimiento como era siempre en Venezuela. Que no haya tanto malandro y las universidades recobren el brillo, la independencia y la autonomía que se merecen. Que el Banco Central dé las cifras de la economía aunque sean feas. Que los militares no sigan con esa saludadera psicótica diciendo que Chávez vive cuando es evidente que Chávez falleció de cáncer. Que se acabe la regaladera de petróleo para comprar votos y que el Chulo Premier de Cuba no nos siga estafando. Que Internet suba la velocidad. Que aparezcan cauchos, repuestos y baterías. Que desarmen a los colectivos y, como ruega Claudio Nazoa, que bajen el precio de la caña.