• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Fausto Masó

El tiro por la culata

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

¿Le dará votos al PSUV esta ofensiva contra el comercio? ¿Le servirá como las misiones antes del revocatorio, se repetirá la historia? ¿O la derrota será peor ahora el 8-D?  Solo un adivino sabe la verdad, porque, digan lo que digan las encuestas, no conocemos si esta operación contra el comercio funcionará como un verdadero boomerang. Muchos andan por las ciudades buscando la ganga del siglo, examinando etiquetas de precios, unos pocos temen ya la reacción en cadena que comienza en la economía, la consecuencia pavorosa de destruir el sector comercial: hay la posibilidad de que en unos días cientos de miles de votantes que trabajan en el comercio, el mayor empleador del país, sepan que los lanzaron a la miseria. Los proveedores de los comercios comprobarán que no cobrarán sus facturas y los bancos lanzarán millones y millones a pérdida. Desbarataron a patadas un complejo mecanismo, el del mercado, suprimieron las correas de transmisión, para castigar a los encompinchados con Cadivi que  recibieron millones de dólares para especular, crearon también un ejército enorme de extorsionadores a los comerciantes.

Ya los centros comerciales no contratarán personal extra para las Navidades.  No habrá que esperar a que se agoten los inventarios para sentir el daño que ha sufrido la economía: liquidaron el comercio. Adiós a las inversiones, apenas las multinacionales petroleras, acostumbradas a enfrentar el peligro en el Mediano Oriente, seguirán aprovechándose de la debilidad del Estado para cerrar negocios excelentes.

Antes regalaban millares de neveras y equipos de línea banca, hoy se lo expropian a los comerciantes, solo que han despertado un apetito insaciable del público por comprar a precio de liquidación y fatalmente no alcanzarán para todo, los revendedores se aprovecharán y al final la gracia se volverá una morisqueta

Es temprano para evaluar el resultado de esta expropiación, de esta liquidación de comerciantes, del espectáculo terrible de los anaqueles desolados. Probablemente Maduro ha planificado importar artefactos chinos con su gran empresa nacional de importación, distribuir directamente con los 5.000 camiones que ya anunció se había adquirido. Todo esto es una locura, podemos llegar a finales de noviembre con la gente sintiéndose engañada, convencida de que durante mucho tiempo, a ningún precio, adquirirán hasta un simple ventilador.

¿Quién en esas circunstancias le enviará a un comerciante un pedido? Todo esto se encamina hacia un desastre antes, o después, del 8-D y obligará a Maduro a dejar de lado cualquier pretensión de gobierno democrático y a seguir un rumbo peligroso hacia una dictadura.

En medio de este desbarajuste la diputada María Aranguren camina erguida, dio un ejemplo de dignidad. Cuando millares se comportaron cobardemente esta mujer demostró ella sola tener la dignidad de millares de personas, ella rescató la decencia, el honor nacional. Gracias, María Aranguren.

El tiro le saldrá al PSUV por la culata, ¿antes o después del 8-D? Veremos, pero hoy a la oposición la amenaza la falta de unidad, esa es la realidad. Después del 8-D le toca encontrarse con el pueblo, hablarle al pueblo, afianzar una gran mayoría, movilizar a una gran mayoría, no buscar atajos porque además no existen. Esta es una lucha larga. Hablar directamente con el pueblo, esa es la salida. No desesperarse ni predicar salidas mágicas.