• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Eduardo Semtei

Ay, presidente, Giordani sufre de los nervios

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Dios, ilumina a ese hombre. Dale la luz de tu saber. Guíalo por el mundo de los vivos. Te lo pedimos Señor. Santísima Trinidad explícale al Monje Loco de la economía que no es posible en el mundo de los vivos calcular una ganancia de 30% antes de empezar a vender un producto, ofrecer un servicio o cobrar por limpiar las calles. Primero, venerado santo Tomás de Aquino, hay que establecer sobre qué base es el bendito 30%. No es lo mismo calcularlo sobre el precio de venta, que sobre el costo, o sobre el capital social, o sobre el capital total, o sobre la masa de activos.

Ay, Virgen de Coromoto ábrele el corazón y de paso el cerebro para que vean la verdad que Satanás les oculta a todos esos ministros de la economía, que en lugar de ser ministros parecen misterios, por cierto, nada gloriosos. Virgen de la Candelaria, enséñales el camino de la verdad y de la luz. Mándales una señal divina y un ejemplo.

Digamos que una empresa tiene 1.000 bolívares de activos y no tiene pasivos, es decir, tiene un capital de 1.000. Y otra empresa del mismo ramo y tamaño tiene activos por la misma cantidad, pero pasivos por 900; por lo tanto, solo tiene de capital 100. Si ambos quisieran ganar 30% sobre capital, la primera podría ganar hasta 300 bolívares y la segunda solo podría cosechar un beneficio de 30. No ves, Niño Divino que eso es una especie de locura. Un pecado.

Diosito, creo que Giordani tiene la cabeza y el alma dominadas por Mandinga. No me refiero a Fidel Castro, que es un diablo vivito y coleando, me refiero al espíritu del mal. Al Evil. Amada Divina Pastora, lleva al rebaño de ministros de la economía por los senderos de la paz, el temor a Dios y la salvación de la economía.

Díganme ustedes si, en lugar de ser 30% sobre el capital, se les ocurre decir y afirmar que el 30% es sobre el precio de venta. Allí la locura se torna peor. Es un pecado mortal. Si la empresa de un cristiano vende por ejemplo 1.000 bolívares tendría que obtener un beneficio de 300; por lo tanto, las ventas totales menos los costos y los gastos totales deberían ser a lo sumo 300; es decir, que los costos y gastos totales deberían ser unos 700. Otro hijo del Señor si tuviera una empresa muy eficiente con costos no de 700 sino de 100, tendría que vender el producto, para ganar 30%, en 141. Veamos de nuevo. Empresa A, venta 1.000, costos y gastos 700, ganancia de 300, es decir 30% de las ventas. Empresa B, ventas 142, costos y gastos 100, ganancia de 42, es decir 30% sobre la venta; de donde se deduce, Virgen de la Chiquinquirá, que mientras más eficiente seas debes vender más barato para someterte al calvario de la ganancia regulada. Cosa más pecaminosa habrase visto. Escomo la economía al revés, esas son sin dudas cosas del Infierno. En el Cielo las cosas deben ser más sencillas y claras. Bueno y así por el estilo.

Apóstol Santiango, todo se repite, una y otra vez. El 30% se va a convertir como una especie de numero 666 que identifica al Ángel Caído y por el cual, seguramente, varios empresarios van a ir a la cárcel, van a ser condenados; es de nuevo la Santa Inquisición, pero en esta oportunidad por los hijos perdidos de Giordani, maldecida por la Bruja de la Fiscalía del Averno y materializada por una legión de jueces filisteos y pecadores.

Dios de las Alturas, no permitas que la confusión que Lucifer ha generado en el Monje Loco de la economía se traslade a otros ministros. Recógelos en tu seno. Ábreles tu espíritu. No es posible que Luzbel se salga con la suya y Venezuela quiebre. Se hunda, perezca. Ay, Virgen de los Dolores, auxilio san Miguel Arcángel, sácale a esos militares conspiradores la idea de apartar a Maduro del Palacio Arzobispal. Belcebú anda metiéndole ideas malditas a mucha gente. Yo sé que Giordani es uno de los culpables y seguramente tiene el Infierno en su futuro. Pero tienes en la Tierra muchos fieles. Ayúdalos. Dales la paz a tus ovejas. Padre nuestro que estás en los cielos…

  @ssemtei