• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Boris Santos Gómez Uzqueda

Avances de la reforma energética mexicana

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Predecir el alza del barril/petróleo es complicado, pero ciertamente en algún punto habrá mejoría. El desarrollo de la industria energética (gas, petróleo, derivados) siempre será importante.

Ahora el barril West Texas Intermediate está cerca de 61 dólares en la bolsa mercantil de Nueva York y el Brent, 65.

México en América Latina tomó la previsión –antes de la caída de precios– de reformar su esquema político, legislativo y regulatorio de la industria de hidrocarburos: hizo una profunda reforma energética. Buena medida. Un nuevo paradigma diseñado para aprovechar oportunidades de eficiencia en desarrollo de la industria de petróleo/gas.

Por ejemplo, en Venezuela y Bolivia no se tomaron previsiones de ese tipo: reformar sus sistemas políticos enfocados a mejorar marcos políticos y escenarios atractivos de inversiones en épocas turbulentas. Ahora es más complicado atraer inversiones con esos precios del petróleo/gas.

La tecnología y la transparencia de operaciones son puntales en esa reforma energética que está empezando a dar frutos tempranos.

El fracking irrumpió en el mundo de los negocios y es una realidad que no se debe dejar de lado. El repunte de Estados Unidos en gas/petróleo es gracias al fracking, de algún modo la “crisis” de precios es “gracias” al gas/petróleo del fracking que obligó –además de la crisis en China– a que el barril/petróleo convencional de Arabia Saudita baje sus precios a niveles muy bajos.

América Latina no puede dejar de lado reformar sus sistemas políticos, legislativos y normativos y ajustarlos a esa nueva realidad.

“Estados Unidos y Canadá son hoy la nueva Arabia Saudita en términos de producción de gas natural vía fracking”, según la consultora internacional Katherine Richard.

En otro análisis ya hemos comentado sobre la reforma energética mexicana que es un paradigma que abre al país con nuevas reglas de competitividad para la producción y exploración gas/petróleo con nuevos actores en todas las actividades de la cadena productiva de hidrocarburos.

Desde la Secretaría de Energía de México están muy optimistas –y coincido– con el potencial de esa reforma, que permite, entre otras cosas, además de incrementar la producción de hidrocarburos, la renta petrolera y mejorar ingresos de divisas con impacto en las regiones (estados o gobernaciones de México). Al mejorar las condiciones de la industria, mejorarán las inversiones. La industria de los hidrocarburos desarrolla, en su derredor, la tecnología, construcciones y es un detonante positivo de la economía. ¡Vean Qatar o Emiratos Árabes si no me creen!

Cuando en 2018 concluya el actual mandato de Peña Nieto los oficiales del gobierno mexicano aseguran que habrá nuevos sistemas de gasoductos y reducción de tarifas eléctricas.

Lo importante de la reforma es que tendrá impacto en lo social: un porcentaje de ingresos por el desarrollo de explotación de gas/petróleo se dirigen a municipios y estados productores de hidrocarburos.

La buena noticia –en el marco de la reforma energética mexicana– es que la estatal Pemex encontró cuatro yacimientos off shore en el golfo de México (litoral de Tabasco): dicen que es el mayor descubrimiento en los últimos 5 años: indican que podría tratarse de reservas estimadas de 350 millones de barriles de petróleo crudo equivalente. Y eso que no se tiene la información técnica final. Podría ser más. Este descubrimiento incrementará la producción de gas (170 millones/metro cúbico/diario) y de petróleo (200.000 barril/día).

Para confirmar el éxito tempranero de la reforma energética mexicana este hallazgo es parte de recientes trabajos exploratorios de una remozada Pemex con tecnología de punta. “Este es el primer resultado tangible en materia de exploración, tras la aprobación de la trascendental reforma en agosto de 2014”, indicó el director general de Pemex. Criterio con el que coincido: por ello es importante seguir estimulando la reforma energética en países productores de petróleo y gas como Venezuela y Bolivia que tiene la urgencia de contar con nuevos esquemas políticos, legislativos y regulatorios para evitar despilfarrar fondos generados de venta de petróleo/gas, controlar mejoras las finanzas petroleras, mejorar el ingreso de capitales externos, contribuir a mejorar y modernizar la industria estatal de gas/petróleo y volver a constituirse en centros de suministro energético del Cono Sur.

@bguzqueda