• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Guillermo Santos

Apps para control ciudadano

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Ministerio de TIC lanzó hace algunos días una aplicación que permite denunciar las obras que los ciudadanos hemos pagado con nuestros tributos, pero que no se han terminado y que aparecen en ruinas, aplicación que los medios han denominado la de los “elefantes blancos”.

Me parece un buen uso de la tecnología el poder ver dónde se ha malgastado nuestra plata, pero también ello sirve para demostrar la incapacidad del Estado para administrar obras públicas que se aprueban y se financian, pero nunca se terminan y, encima de todo, sin que haya encontrado a los culpables o haya tomado las medidas apropiadas.

La aplicación se debe complementar con una base de datos en la que se registren las obras inconclusas reportadas, se alimente con el cronograma que se debe cumplir para finalizarlas y con los responsables, y que sea de libre acceso en tiempo real para cualquier colombiano que le quiera hacer seguimiento a una obra. Con tal fin, valdría la pena actualizar la aplicación de “elefantes blancos” con lo que acabo de describir.

Para decir la verdad, ¿de qué sirve reportar tanta obra estancada si no se le puede hacer un seguimiento riguroso? Si esto no se hace, esta aplicación, en diez años, solo servirá para reportar las mismas obras, pero más deterioradas. Lo más triste es que los colombianos, que ya las pagamos una vez, seguramente las tendremos que volver a pagar con plata de nuestro bolsillo.

La única forma de que el Estado cumpla con lo que se aprobó y pagó, pero que no se entregó y que permanece en el limbo, debido a su falta de eficiencia, corrupción e incapacidad, es que los ciudadanos del común puedan servir de auditores de esas obras.

Ya que se está hablando de este tipo de aplicaciones, ¿por qué no crear otras que permitan la intervención de la gente para reportar huecos gigantescos, calles en ruinas, aceras destruidas, árboles caídos o derrumbes, y poderles hacer seguimiento a sus mejoras?

 

La Selección de fútbol nos ha mostrado que en este país sí podemos estar unidos alrededor de una causa: Colombia. Ahora vale la pena mirar hacia delante y entender que esta nación, con todas las posibilidades para un gran futuro, no se puede seguir destruyendo con irracionales peleas.