• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Orlando Piña

Año 2015 y petróleo

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Feliz año nuevo 2015 a todos mis vecinos de esta aldea global.

Entrando en materia, el año 2015 se nos presenta como un periodo de precios petroleros bajos, disminución en la actividad exploratoria y pérdidas de puestos de trabajo en la industria. Ahora, por qué presento este posible escenario. La repuesta la debemos buscar en la posición de Arabia Saudita de iniciar en noviembre pasado una guerra de precios para defender sus mercados durante largo tiempo sin importarle si el precio del barril de crudo caiga hasta los 20 dólares (a*Al Naimi dixit).

El objetivo principal de esta confrontación de precios es sacar fuera del mercado los crudos provenientes del Fracking (US-crudo de lutitas) y los crudos off shore del pre-salt (Brasil) y Angola debido a que en los últimos tres años su producción ha crecido fuertemente, sus costos han disminuido por debajo de los 85 dólares/barril, las nuevas inversiones se han  estado incrementando y son crudos muy rendidores en las refinerías; escenario muy peligroso para la estabilidad a largo plazo del reino de Arabia Saudita. Aunado podemos agregar los efectos colaterales de dejar sin finanzas a Irán para detener su carrera armamentista, a la guerrilla islámica ISIS cortarle su financiamiento proveniente de los campos de Siria y norte de Irak y debilitar a Rusia como competidor petrolero en el mercado asiático. La decisión de Arabia Saudita de defender sus mercados bajando el precio del crudo cambia la estructura del mercado petrolero y debilita a la OPEP. El cartel de la OPEP nació como una estructura para defender los precios y en la actual guerra de precios la defensa de los mercados pasa a ser el objetivo prioritario. Los países exportadores de petróleo van a tener que aprender a vivir con un barril menor a 40 dólares por un largo tiempo.

La primera fase de esta guerra se está cumpliendo, disminuir el precio del crudo, y puede durar hasta el segundo trimestre del año 2015. Entre las consecuencias más notorias se puede mencionar que la moneda rusa está en proceso de devaluación, los productores del Fracking están reduciendo sus inversiones en  nuevos pozos y nuevos proyectos para recuperar la caída de producción (Texaco, CLR*). Los mayores operadores en el mar del Norte (Conoco-Phillip) están reduciendo los salarios a los nuevos trabajadores en 15% (BBC-London-Dic. 18, 2014), los pequeños inversionistas en el Fracking dicen que las ganancias no se ven. La corrupción en Petrobras le ha propinado un duro golpe a su industria debilitándola aún más para nuevos proyectos costa afuera costosos. Arabia Saudita, según palabras de Al Naimi, necesita sacar del mercado la sobreproducción de petróleo caro para estabilizar la industria a nivel mundial y evitar tomar decisiones para aumentar el precio del crudo. La disminución de la producción global puede llegar hasta 2,5 millones de barriles diarios para el tercer trimestre de 2015.

Los yacimientos del Fracking con políticas de inversión pueden operar con costos entre 65 dólares/bbl y 75 dólares/bbl (Bloomberg-Matthew Philip) y sin políticas de inversión con caídas de producción de 25% anual pueden operar con costos de 30 a 35 dólares/bbl (EIA). Morse Edward de Citigroup afirma que por debajo de 30 dólares/bbl el petróleo del Fracking es inviable. Los yacimientos del pre-salt con políticas de inversión pueden operar con costo de 60 a 70 dólares/bbl (Magda Chambriand-Petrobras) y sin políticas de inversión de 25 a 35 dólares/bbl (Barbosa Almir-Finanzas-Petrobras). Los yacimientos del golfo de México y del mar del Norte con políticas de inversión pueden operar con costos de 30 a 40 dólares/bbl y sin políticas de inversión de 20  a 25 dólares/bbl (EIA). Según Goldman Sach los pozos del Fracking proyectados para el año 2015 no son rentables con el crudo por debajo de 70 dólares/bbl (Dic-19 2014 NY Times/Stanley Reed).

La segunda fase, que es la más larga, es conseguir la estabilización de la producción y el mercado con precios bajos para lograr un equilibrio entre la oferta y demanda. Esta fase se puede iniciar en el cuarto trimestre del año 2015 y puede durar todo el año 2016. Durante este periodo puede haber lapsos en los que el precio podría repuntar ligeramente para adaptarse a las condiciones que el mercado exija, evitando alcanzar un precio donde el Fracking se haga rentable de nuevo. Según estimación propia, el precio del crudo se podría mover dentro de una franja de 20 a 30 dólares/bbl. Arabia Saudita puede perder más de 40.000 millones de dólares en el año 2014 con su política de bajos precios, pero eso no la afecta mucho ya que tiene reservas que sobrepasan los 900.000 millones de dólares más inversiones rentables en su industria petroquímica y otras inversiones en países industrializados.

Haciendo una similitud entre la guerra de precios y un partido de ajedrez, donde las fichas blancas representan al Fracking y tecnología. Las fichas negras representan al crudo barato. Podemos decir que la reina blanca (Fracking) está inmovilizada por tres peones negros (A. Saudita, Emiratos Árabes y Kuwait). El resto de las piedras negras están defendiendo al rey negro (A. Saudita) de sufrir un jaque-mate. Las fichas blancas (tecnología) están atacando fuertemente al rey negro. El rey blanco (economía americana) está muy cómodamente y sin peligro alguno en su posición. Las blancas atacan (tecnología) y las fichas negras (producción árabe barata) juegan a la defensiva.

Este escenario podría cambiar, si solo si la industria petrolera saudita sufre un desastre natural o inducido, léase terrorismo, que afecte seriamente su estabilidad. El cambio de la corona saudita, por razones de fuerza mayor, al príncipe heredero se puede considerar como algo normal dentro del reino.

 

a* Ali Al Naimi Presidente de Aramco (Arabia Saudita)

(*) CLR Continental Resource: Mayor operadora en North Dakota-Bakken