• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Alberto Soria

Afrodita no se deja

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Recibo cinco tweets, ocho Instagram y de inmediato hago dos llamadas. La primera a Jean Huteau, ex jefazo de la agencia francesa de noticias, en París. Ya lo leí, dice.

 

I

Contacté al Louvre, agrega. Están divididos: los modernos proponen quitar la estatua de la Venus de Milo (que le falta un brazo, el otro lo tiene mocho, y se cubre las piernas con una túnica). Los profesores de arte se rebelan: que habrá escándalo, y que Afrodita (así se llama) no se deja.

La segunda llamada fue al grupo de doctores de La Floresta que me cuida. La “inedia” no funciona. Es imposible. Traiga la muestra para que le hagamos exámenes, me dicen. Mando los tweets y fotos en Instagram de Valeria Lukyanova. Esas no, las de sangre, aclaran. Supongo para ver si, además de agua y vino, coñac, armañac, whisky, oporto, y con el café grappa o calvados, en un descuido tomé algún alucinógeno.

Lectoras con furia contenida por el destape de la Barbie-humana comentan que no lo pueden creer. Se resisten a admitir que tenga decenas de millones de seguidores alguien (Valeria, ucraniana, modelo) que proclama que no bebe agua, ni come, porque se alimenta de la luz. Quizás en lugar de cerebro tiene un panel solar, comenta con sorna una doctora. Seguro que no conoce el chocolate, ni el oporto, dicen las militantes del sector gourmet.

Uno, que aprendió de los maestros el valor de la prudencia, intuye que se avecina temporal y da un golpe de timón (de click). Con mala suerte. Caemos en el site de los poscomentarios del Oscar. Allí, ante más de 100 millones de telespectadores, repartieron en primera fila tres pizzas tamaño familiar. Transportadas en cajas de cartón. ¿Mejores de las que hacen las nonnas y los amigos aquí? imposible.

Los especialistas en nimiedades (de los que ahora está llena la pantalla oficial) aseguran que al muchacho que llevó las pizzas al Oscar le dieron 1.000 dólares de propina. Quienes están pendientes de los detalles lo niegan. Al igual que con Valeria, lo que se ve, puede no ser cierto. Las cámaras mostraron a 6 artistas famosos dando propina de 20 dólares. Saquen la cuenta.

 

II

¿Qué está pasando?: primero la Barbie humana y al día siguiente en el Oscar pizza fría sacada de una caja de cartón. ¿Para eso hay millones de seguidores?

El placer de comer se está perdiendo. La dietética descansa en imágenes y prohibiciones. Por eso Afrodita no se deja. Ella no es dieta. Escultura.