• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Dania Ferro

Acento neutro ¿o mexicano?

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Nacer con el don de la actuación. Crecer creyéndote con destreza para interpretar personajes. Demostrar tu disposición para entregarte a tu vocación por completo. Probar la experiencia suficiente. Tener un talento notorio. Conseguir ser el actor más auténtico y reconocido de tu país. 

Podrías estar casi seguro que con todo este currículum sería difícil o casi imposible que te rechazaran o te negaran la oportunidad del protagónico en la novela que has estado esperando.

Pero, ¡sorpresa! Hay una condición fundamental y obligatoria impuesta hoy en día por Televisa (la compañía de medios mexicana -privada- más grande en el mundo de habla hispana) y es el acento neutro. 

Pero la pregunta es: ¿acento neutro como las películas traducidas al español o acento mexicano formal? Yo diría que la balanza se inclina más por el segundo. 

Las grandes televisoras mexicanas han encontrado la excusa perfecta para defender su normativa: necesitamos conquistar la teleaudiencia latina en los Estados Unidos. Pero, ¿será cierto que quieren seducir a los espectadores latinos en general, o sólo están interesados en mantener contentos a un público, que ya tienen garantizado? 

Porque según informes del centro Hispano Pew, los mexicanos representan el 64% de la población latina. Se calcula que viven más de 13 millones de mexicanos en este país. Hay más mexicanos que cubanos en toda la isla de Cuba. Son como un país dentro de otro; siguen siendo el grupo hispano con mayor presencia en los Estados Unidos. 

No será entonces que estos últimos datos sí conforman los pretextos efectivos para que Televisa continúe ofreciéndole 70% de toda su programación a Univisión? ¿No será ésa la verdadera justificación para aplicar el conveniente acento mexicano formal o será que los mexicanos son los únicos que no toleran, no entienden, ni gustan de otras entonaciones? 

En la novela mexicana, Cuidado con el Ángel, mientras a Williams Levy, le exigían hablar con un español neutral, Maite Perroni en su papel de Marichui se dio gusto usando todos esos dichos y modismos mexicanos. Y como ésa, pudiera mencionar otras novelas en las que se les escapan a los actores mexicanos expresiones típicas de su país.

Soy de las que ama todos los acentos en general. Me encantan. 
Soy defensora de ellos. Son nuestras tradicionales y pintoresca frases las que nos hacen únicos y diferentes. ¡Es tan lindo que pronunciemos unas palabras y que ya por ellas los demás no tengan ni que preguntar de qué país venimos!

Pero, ¿por qué forzar a que un actor argentino, peruano, cubano, adquiera esa sonoridad mexicana? ¿Por qué restringir la variedad? ¿Por qué encasillarlos y quitarle la frescura a nuestro rico español? ¿Por qué pretender que la inmigración no existe y que todos los personajes viven en México o en Miami? Al ser obligados a hablar como mexicanos siento en ocasiones que los actores no parecen naturales. 

En Miami hay actores venezolanos, cubanos, colombianos, argentinos suficientes para conformar un elenco completamente diferente. Esa lista nos salvaría y podríamos sentarnos a disfrutar de caras diferentes. Estamos exhaustos de la temática constante del rico, y la pobre, los hijos perdidos y las villanas malas y envidiosas. Hay actores buenísimos trabajando de cajeros en supermercados y escritores excelentes que no les ofrecen oportunidad. 

La mayoría de los actores extranjeros (que no son mexicanos) que vemos por Telemundo o Univisión, siguen siendo unos pocos privilegiados. Estoy segura que en las calles de Miami podríamos encontrar actores con intelecto suficiente, pero “sin padrinos” y sin ser capaces de incorporar en los casting el acento neutro, no habrá posibilidades... 

En este invento moderno, del famoso o fastidioso “acento neutro”, habrá muchos actores que se salven, y otros que se fastidien, o queden al campo. No tienes que haber estudiado en la universidad para darte cuenta que los redimidos serán los actores mexicanos, y los perjudicados, todos los demás actores de mundo, que no lo sean. 

Si sueñas con triunfar en México lindo y querido como actriz, más te vale que busques recomendación y te integres, siguiendo el ejemplo de esos actores conocidos, a los que no les ha quedado más remedio que someterse, y acostumbrarse a la idea de tener que hablar como uno más, de ese chico país. 

Y si de cautivar al público se trata, creo que Televisa tendrán que esforzarse más para ganar la sintonía de los que piensen como yo…