• Caracas (Venezuela)

EDITORIAL

Al instante

Las Academias

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las Academias Nacionales han suscrito un documento en el cual manifiestan su enorme preocupación ante la taimada aprobación del Plan de la Patria por la mayoría oficialista de la Asamblea Nacional. El plan fue presentado por Nicolás Maduro partiendo del artículo 237 de la Constitución, pero los numerarios de las academias encuentran motivos de alarma en el contenido del documento que ahora cuenta con el aval del parlamento.

Dado que en las mencionadas corporaciones se sientan reconocidos intelectuales de valía, y que habitualmente no actúan obedeciendo minúsculas razones partidistas, conviene comentar, difundir y editorializar sobre sus principales observaciones.

Se alarman, en primer lugar y con toda razón, ante el hecho de que el emisario del documento insista en la trascendencia de su procedencia: “Es obra del comandante supremo y líder de la revolución bolivariana”, como si el testamento de un individuo juzgado como pensador excepcional fuera suficiente para convertirlo en una obligación para toda la ciudadanía. Entienden las Academias Nacionales que se está en presencia de una lamentable personalización del proceso político que conduce sin duda alguna al deterioro institucional.

Denuncian además los académicos la existencia de un proceso cuyo propósito es la negación de los preceptos de la carta magna, debido a que el Plan de la Patria, según expresa cuando se detiene en sus objetivos, es la consolidación de “una nueva hegemonía ética, moral y espiritual” que se basa exclusivamente en las ideas del fallecido presidente Hugo Chávez.

Lejos están de criticar el pensamiento de un líder político, debido a que puede contener aspectos valiosos y dignos de atención, sino la imposición de una sola concepción de la vida pública en perjuicio del pluralismo establecido por la Constitución, que se ha calificado por el mensajero y por el autor del Plan de la Patria como la mejor del universo.

También manifiestan las Academias alarma ante el objetivo del Plan de la Patria en torno a la creación de una institucionalidad paralela, destinada a la imposición de una administración pública que no está contemplada ni en las regulaciones vigentes ni en la tradición republicana de los venezolanos.

La meta del documento del oficialismo es la liquidación total del sistema descentralizado de gobierno, concluye el texto de los intelectuales que miran los graves problemas del país desde una atalaya de mesura, cautela e imparcialidad.

No estamos ante un pronunciamiento de la MUD, ni ante el reproche de líderes extremistas de la oposición. Estamos ante la opinión de unas corporaciones públicas de excepcional importancia. De allí la trascendencia de su críticas sobre el Plan de la Patria, y la necesidad de recomendar desde nuestra tribuna la lectura de sus observaciones.