• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Marianella Salazar

Narcoestado

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Este gobierno forajido sabe que en cualquier momento Venezuela será declarada como un narcoestado. El caso de las 30 maletas que llegaron a París en un avión de Air France, con más de 1.000 kilos de cocaína, es un hallazgo más en la larga cadena de decomisos que ubica a nuestro país como puerto de exportación de la mayor cantidad de droga que entra en Europa.

Es una vergüenza que la policía francesa en colaboración con otras policías del mundo –ex profeso– haya excluido a los cuerpos de seguridad venezolanos para evitar que la operación fuera abortada. La seguridad del aeropuerto internacional de Maiquetía está en manos de miembros de la Fuerza Armada Bolivariana. Como nunca antes, un gobierno y una Fuerza Armada están tan comprometidos con el tráfico internacional de drogas.

El difunto Hugo Chávez facilitó las actividades de sus aliados de las FARC, no sólo en el tráfico de armas, sino también de drogas; por eso despojó a las gobernaciones y alcaldías del control de puertos y aeropuertos, para que la narcoguerrilla trabajara a su antojo reclutando a funcionarios, civiles y militares en el cartel.

Chávez siempre estuvo enterado de lo que hacían sus hombres y protegió a los llamados narcogenerales cuando el Departamento del Tesoro de Estados Unidos los implicó en actividades de narcotráfico: Henry Rangel Silva, para entonces ministro de la Defensa y actual gobernador del estado Trujillo; el comandante de la Guarnición de Maracay, general Clíver Alcalá Cordones, ascendido a mayor general, es hoy el comandante de la Región de Defensa Integral de Guayana; el director de la Oficina Nacional Antidrogas, general Néstor Reverol, fue designado presidente de Corpozulia, y el ex director de Inteligencia Militar, DIM, general Hugo ­–el Pollo­– Carvajal es el director general de Contrainteligencia Militar. Seguirán blindados mientras Maduro subsista.

En el caso de la droga que viajaba en Air France no han caído los peces gordos, a menos que canten los investigados, entre ellos el jefe de seguridad del aeropuerto Simón Bolívar, teniente coronel Ernesto Mora Carvajal, sobrino del general Hugo Carvajal.


Tic tac

Desesperación presidencial: el sábado pasado Nicolás Maduro se reunió con el Alto Mando Militar en Fuerte Tiuna. Ante la situación planteada que ha creado dudas sobre su nacionalidad y los rumores de golpe, pretendió que le firmaran un documento en el cual la Fuerza Armada se comprometiera a no violar la Constitución Bolivariana. La solicitud creó malestar en los presentes, entre quienes estuvieron incluso los jefes de las guarniciones de los estados más importantes. Diosdado Cabello le sacó el cuerpo a la reunión.

A bajarse de la mula: Diosdado Cabello viajó a Moscú para ablandar a los rusos y que envíen los repuestos que mantienen parados en tierra más de once aviones Sukhoi. El envío fue suspendido por falta de pago.

Cosa más grande: la expulsión de los tres funcionarios de la Embajada de Estados Unidos fue una recomendación de los cubanos que pretenden comercializar el petróleo venezolano en caso de que Estados Unidos decida no importar más el crudo, cansado de tantas acusaciones sin fundamento.

Churrasquería: entre los dueños de la churrasquería que funciona en el Círculo Militar de Maracay aparece la esposa del empresario bolivariano José Luis Santoro, socio con las notas estructuradas del Ministerio de Finanzas del ex gobernador de Aragua y ex ministro Rafael Isea. Santoro es directivo del Banco Peravia en República Dominicana, convertido en paraíso fiscal. Isea estuvo alojado en casa de Santoro cuando fue contactado por la DEA y trasladado como informante a Estados Unidos.