• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Antonio Ecarri Bolívar

AD y su tesis política del siglo XXI

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En AD, de cara al siglo XXI, se ha conformado una comisión designada por el CEN para debatir una nueva tesis política. El trabajo de esa comisión presidida por nuestra presidente, Isabel Carmona de Serra, está integrada por eminentes venezolanos, como el profesor Demetrio Boersner, Emilio Álvarez, Paola Di Mattia de Poler, Freddy Rincón Noriega, Eduardo Mayobre, Ángel Lugo, Pedro Benítez; nuestro entrañable amigo, compañero y hermano recientemente fallecido, en mala hora para Venezuela, el brillante dirigente sindical Jesús Urbieta e incluidas algunas personalidades que dejaron de militar con nosotros, como los talentosos jóvenes de los años sesenta: Gumersindo Rodríguez, Américo Martín y Héctor Pérez Marcano; jóvenes bien formados de esta época, como Carolina Abrusci y Francisco Ramírez Bravo; dirigentes históricos del partido del pueblo, como Carlos Canache Mata y Marco Tulio Bruni Celli, y muchos otros compañeros que han hecho importantes aportes que a mi memoria se escapan, pero espero sepan disculpar. Esta comisión terminó su trabajo y solo resta someter a consideración de la militancia este proyecto para su trámite final.

Algunas de las ideas centrales de esta tesis política de Acción Democrática, aggiornada de cara a esta nueva centuria, quiero compartirla con nuestros lectores para que vean la importancia de esta iniciativa. Allí decimos, entre otras cosas trascendentes, que: “Contrariamente a los adeptos del colectivismo autoritario, que vislumbran el ‘socialismo’ como meta fija y alcanzable en un lapso determinado, los socialdemócratas afirman que el socialismo (democrático) no es un fin sino un camino.

“La utopía de los colectivistas autoritarios es finita y limitada (y por ello, inevitablemente, defectuosa), en tanto que los socialistas democráticos abrigan la visión de una marcha infinita hacia horizontes cada vez más vastos y luminosos de libertad, justicia y felicidad humana, sin jamás llegar a un punto final.

“Acción Democrática anhela, para Venezuela, un proceso ininterrumpido e infinito de avance político, económico, social, cultural y espiritual, impulsado por la voluntad democrática del pueblo. En sus comienzos, esa marcha hacia la libertad, la justicia y la solidaridad tendrá características ante todo nacional-liberadoras y luego se centrará más en la democratización social. Se enfatizará en grado creciente la prioridad del bienestar social sobre el lucro económico, y ganará creciente impulso y amplitud la elevación de la calidad de vida en todas sus vertientes y definiciones. Al mismo tiempo se desarrollará sin cese la solidaridad con los demás pueblos de América y del mundo.

“A medida que se avance, surgirán nuevas posibilidades, nuevos anhelos y nuevas utopías. Acción Democrática podrá orientar ese proceso, pero no debe tratar de acelerarlo en forma voluntarista y autoritaria, ni desesperarse cuando surjan intervalos de estancamiento o de retroceso temporal. Como lo ha señalado un gran socialdemócrata ya fallecido, nuestro movimiento, en cualquier país, debe seguir las pautas de un ‘gradualismo visionario’. El camino puede ser lento y conducir a través de avances evolutivos solo parciales y graduales, pero si la convicción, la doctrina y la visión revolucionaria se mantienen firmes, Venezuela y su pueblo serán alzados a niveles superiores de libertad, felicidad y dignidad humana, y su marcha ascendente no tendrá fin”.

Continuaremos informando sobre los avances del interesantísimo debate que se suscita en lo interno del partido del pueblo venezolano. Nos preparamos para gobernar muy pronto.

 

aecarrib@gmail.com

@EcarriB