• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Antonio Ecarri Bolívar

¡Dialoga!... o vas preso

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La verdad es que a pesar de hacer grandes esfuerzos para tratar de entender qué es lo que persigue este gobierno con su política zigzagueante, por más que uno se devane los sesos para dilucidar esa maraña ininteligible… ¡qué va!... ¡no hay manera!

Es que es imposible comprender cómo un gobierno, que se encuentra en su más bajo nivel de aceptación popular desde que Chávez se alzó con el coroto en la ya lejana última década del siglo pasado, aún persista en su actitud inamistosa, agresiva y represiva contra una oposición que le ha extendido, pensando en política con P mayúscula, la mano para dialogar civilizadamente. En vez de salir corriendo a estrechar esa mano generosa y pacificadora, por el contrario, le lanza la puerta en sus narices amenazando a todo opositor con cárcel o destierro. Ah, y por lo demás… sabiendo que ya no está Chávez.

El diputado Edgar Zambrano, jefe de la fracción parlamentaria de Acción Democrática en la Asamblea Nacional, acaba de solicitar por ¡quincuagésima vez! audiencia al presidente Maduro para que se reinicie el diálogo, pero con una agenda previa de liberación de presos de conciencia, pues de lo contrario estaría bloqueando cualquier posibilidad de conversación seria. Esa actitud de nuestro jefe parlamentario, por cierto, ha sido objeto de críticas despiadadas por un minúsculo, pero fastidioso, grupito de “guerrilleros del Twitter”, quienes creen que en AD nuestros dirigentes actúan por la libre para congraciarse con el poder. Nada menos cierto. En AD todos ejercitamos una línea política colectiva opositora tenaz, pero con sentido de responsabilidad de Estado, porque, como dijera nuestro líder inolvidable Rómulo Betancourt: “AD nació con vocación de poder y su política la desarrolla sin permitir ni tolerar chantajes de ningún sector radical de derechas o izquierdas”. 

Así las cosas, le hemos pedido al gobierno dialogar, pero sin caer en la deleznable trampilla de “correr arrugas” para permitirles perpetuarse en el poder, sino con agenda previa para discutir la liberación de nuestros presos y el cese de las amenazas permanentes, de parte de los más altos dirigentes del alto gobierno, de seguir engrosando sus ergástulas con nuestros dirigentes.

Edgar Zambrano ha planteado no una tesis personal, sino el pedimento serio y oficial de Acción Democrática que consiste en un diálogo que garantice, como condición previa elemental, “la protección de la vida del comisario Iván Simonovis con la decisión asertiva del operador de justicia ante la solicitud de medida humanitaria, liberación de los policías metropolitanos, revocatoria de medidas de presentación a los estudiantes por hechos acaecidos en el país desde el 12 de febrero, liberación de los ex alcaldes de San Cristóbal y San Diego, así como libertad  para el dirigente político Leopoldo López y el cese de la persecución contra María Corina Machado”. Todos estos pedimentos se los hacemos al gobierno por conocer, sin la ingenuidad que nunca hemos tenido, la sumisión política del Poder Judicial venezolano actual al “alto mando de la revolución”. 

En Acción Democrática persistimos en nuestra invitación, una vez más, al gobierno de Maduro a dejar la tozudez de entender el diálogo como un acto sumiso y entreguista y lo decimos con palabras de nuestro líder en la Asamblea Nacional: “Esa pacatería argumental es interesada para bloquear el oficio de la política” y, en consecuencia, de mantenerla, con nosotros no cuenten para hacer el papel de comparsa en un diálogo de sordos. Después no digan que no se lo advertimos por… ¡quincuagésima vez!

 

@EcarriB