• Caracas (Venezuela)

Omar Ávila

Al instante

Nos sentimos “estaFAOs”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Es imposible no hablar del fulano reconocimiento de la FAO a Venezuela, y al respecto lo primero que tengo que decir es que si este no es un nuevo montaje del gobierno, entonces es una estafa de la FAO.

Aquí los que sí merecen un reconocimiento son los productores y los empresarios agroalimentarios que siguen proveyendo con las uñas, a pesar de todas las trabas que imponen el gobierno y el modelo fracasado.

La primera pregunta que me viene a la mente, a propósito de esta novela, es en materia de organismos internacionales y su funcionamiento y transparencia: ¿La FAO y la FIFA serán la excepción, o serán la regla?

Porque con organismos internacionales como FAO, que felicita a Venezuela por sus “grandes logros en materia alimentaria”, mientras aquí instalan sistemas biométricos para comprar alimentos básicos que sólo se consiguen tras horas y días de cola, difícilmente lograremos algo; y si el gobierno venezolano tuviera dignidad, no se hubiese presentado y muchos menos aceptado esa farsa. No hay que ser muy inteligentes para darnos cuenta de que eso fue un parapeto y un montaje, porque la realidad la vivimos a diario en las colas; el único premio que se ha ganado este gobierno es el de la desconfianza, el de haber sido único en la historia en arruinar un país con grandes riquezas petroleras.

Al gobierno es fácil desmontarle sus mentiras, porque en un país donde la canasta alimentaria –de mayo– acaba de aumentar casi 10% más para ascender a la cantidad de 24.694,21 bolívares, lo cual para adquirirla se requerirían de casi 4 salarios mínimos, solamente para comprar alimentos. En un país donde lo único que aumenta es la inflación –la más alta del mundo– y que ya aun cuando el Banco Central de Venezuela lleva más de 5 meses sin anunciar las cifras oficiales. Lo cierto es que ya entramos en los 3 dígitos tanto en la inflación general, como en la de alimentos que desde hace rato sobrepasa 110%, motivo por el cual lo que producimos con este modelo implantado por este gobierno incapaz e inepto, es cada día mayor pobreza.

Lo que está más claro cada vez, es que el país está acéfalo y sin rumbo, por ello tenemos la responsabilidad de tomar el timón y conducirlo hacia el rescate de la institucionalidad, la moral, la seguridad social y económica.

En el mundo al revés en el cual vivimos, parece un mal chiste lo de este “premio”, sólo falta que las Naciones Unidas le otorguen un reconocimiento por su respeto a los derechos humanos y la OEA por el cumplimiento de los principios del Estado democrático de Derecho establecidos en la Carta democrática Interamericana. Deberían darse una vueltica por el país para constatar la “magnífica alimentación” de la que disfrutamos los venezolanos. Cabe preguntarse ¿Será que la FAO funciona como la FIFA?

Para finalizar invito a que revisen el informe realizado por el Observatorio Venezolano de la Salud (OVS), la Fundación Bengoa, y el Centro de Investigaciones Agroalimentarias (CIAAL), donde habla claramente del Derecho a la Alimentación de los Venezolanos, así como el análisis detallado de la situación en la que nos encontramos.

 

http://visionvzla.blogspot.com/

oavila1973@gmail.com

 @omaravila2010