• Caracas (Venezuela)

Omar Ávila

Al instante

El gobierno no resuelve el desabastecimiento

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

http://visionvzla.blogspot.com/

oavila1973@gmail.com

@omaravila2010

 Maduro sigue viajando y despilfarrando el dinero de todos los venezolanos a pesar de la grave crisis económica, política y social que estamos enfrentando el pueblo venezolano. Es lamentable que solamente en los cuatro primeros meses de 2015 el mandatario nacional se ha gastado unos 5.000 millones de dólares, mientras que, por ejemplo, a Cavidea le deben un poco más de 1 millón de dólares.

Este gobierno para lo único que es eficiente es para producir dinero inorgánico, pero impide la producción de bienes y servicios que pueden ser adquiridos con ese capital.

La más reciente artimaña es con las farmacéuticas, cuando lo correcto es ir de la mano de las empresas en la lucha contra la pobreza y el desempleo, y por supuesto la salud; no ir contra las empresas, en eso que el régimen ha denominado “guerra económica” que todo el pueblo venezolano sabe que es imaginaria y que la verdadera batalla la tratamos de librar los ciudadanos rindiendo el sueldo y buscando alimentos escasos o en su mayoría inexistente en los supermercados.

Ahora entremos a analizar un poco en cifras las expectativas esperadas en esta materia para este año; por un lado vamos rumbo a un año en el que la caída en el consumo puede ser de hasta 5% y de 4% en el PIB. La inflación ni hablar, pero de lo que sí podemos estar seguro es de que de tres dígitos no bajará y que en el sector alimento pudiera alcanzar un alza de hasta el doble de la que hemos tenido hasta ahora.

Todo esto es producto de la mala política económica, que nos ha llevado a una escasez creciente que oscila entre 50% y 70% de acuerdo con los rubros. Además casi la mitad de nuestra población se encuentra sobreviviendo a este desastre “trabajando” de manera informal.

Lamentablemente, el gobierno continuará insistiendo a través de la hegemonía comunicacional con sus inventos, por un lado lo de la guerra económica de los empresarios y por el otro lo de la guerra psicológica de las agencias internacionales.

Lo que sí no es cuento es que esta crisis que padecemos solo se ve en países devastados producto de una guerra real con bombas, tanques, drones y que la responsabilidad de la producción está en manos del Estado.

El Estado es responsable de la seguridad alimentaria y no la está garantizando, además de que ahora no exportamos, sino importamos. Porque debemos recordar que producto –entre otras cosas– de las expropiaciones de 256 empresas de alimentos, acabaron con el nivel de producción que teníamos en nuestro país que nos daba hasta para exportar arroz, granos, azúcar, harina, entre otros. En fin, este es un gobierno que no cumple con su deber, lo que me lleva a decir que estamos frente a un Estado fallido.