• Caracas (Venezuela)

Omar Ávila

Al instante

Referéndum consultivo y que sea nuestro pueblo el que decida

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

 

A propósito del acuerdo firmado por unanimidad en días pasados en la Asamblea Nacional, en ocasión del exhorto del papa Francisco en favor del diálogo y de la paz en Venezuela y de que estas sean el inicio de la reconciliación, la justicia y el perdón, el presidente de la República tiene la última palabra; eso sí, vamos a una consulta pública, en la que el resultado de la misma sea vinculante y de aplicación inmediata.

El gobierno señala que la Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional propuesta por la bancada de la Unidad en la Asamblea Nacional es una ley de “anarquía y confrontación”. Precisamente un régimen que se ha caracterizado por permitir la ilegalidad, que ha estafado a todo un país. ¿Con qué moral habla de derechos humanos y de inconstitucionalidad? Un régimen que actúa a su conveniencia incluso violando la Constitución y las leyes cada vez que algo no les gusta o simplemente no les favorece.

Vemos con indignación a unos dirigentes del oficialismo irrespetando los derechos de un pueblo al no resolver sus principales problemas: desabastecimiento, inseguridad y salud. Un gobierno que insiste en que los sectores democráticos tenemos una guerra. ¿Quién ataca a quién? ¿Es la supuesta guerra económica de la que tanto cacarean o es la guerra diaria a la que tenemos que enfrentarnos los venezolanos?

Insistir en que tenemos amnesia, hablar de justicia o simplemente decir que amnistía es impunidad, es una aberración de un gobierno que permite que a diario mueran cientos de personas y no hay culpables; en el que los verdaderos asesinos hoy están libres gracias a la complicidad del régimen.

Con qué moral acusan a unos de narcotraficantes, cuando todo el pueblo venezolano sabe que los estudiantes fueron sembrados en los campamentos, mientras que todos estamos a la espera de que la primera dama de la República explique al país sobre el caso de sus sobrinos involucrados en estas actividades ilícitas.

Hablar de golpe de Estado es otra grosería por parte de un régimen en el que están los verdaderos golpistas y que hoy en día continúan su golpe a través del Poder Judicial contra el Poder Legislativo.

Desde Unidad Visión Venezuela estamos convencidos de que contamos cada día con más apoyo de nuestro pueblo, y por ello retamos al gobierno a llevar no solo esta Ley de Amnistía, sino todas las leyes a referéndum consultivo y que sea nuestro pueblo el que decida. Estoy seguro de que no le vamos a meter los mismos 8 millones de votos del pasado 6-D, sino al menos 10 millones por el buche, si llegaran a aceptar esta propuesta que, de paso, es la vía más democrática y legítima.

Igualmente, esto ratificaría la mayor consulta, que nos avala ante las distintas propuestas que ofrecimos en campaña a nuestro pueblo y que le venimos cumpliendo a pesar de todos los obstáculos y las trabas que nos han impuesto desde el brazo ejecutor –en este caso, el TSJ– de los antojos presidenciales.

En la Unidad, no le tenemos miedo a la decisión que mayoritariamente sabemos va a expresar nuestro pueblo, en la que de paso valdría la pena, por nuestra gente de Amazonas, que se les consulte sobre la situación de sus diputados electos.