• Caracas (Venezuela)

Omar Ávila

Al instante

Radiografía de un país en crisis

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Luego de la operación quirúrgica que le fue practicada a mi hija de 3 años en días pasados, me tocó vivir en carne propia, al igual que millones de venezolanos, otro de los karmas que padecemos gracias a este régimen incapaz que nos desgobierna desde hace casi 16 años.

Digo esto ya que, lógicamente, después de ser intervenida, le mandaron un tratamiento postoperatorio, para el cual me tocó hacer un tour por varias farmacias donde siempre obtuve la misma respuesta: “No hay”, y cuando conseguí alguno de los medicamentos no pude comprar la cantidad requerida por el especialista para su pronta recuperación, por el fulano racionamiento, lo que me obligó a continuar con la travesía por toda la ciudad capital y así completar la dosis establecida.

Por otro lado, debido a mi diabetes, llevo tiempo en este viacrucis de las farmacias. Debo medirme el azúcar con cierta regularidad y tengo más de un mes sin poder hacerlo, ya que no se consiguen las lancetas y encontrar edulcorantes se ha convertido en misión imposible; para obtenerlos he recurrido a amigos que han salido del país para que me traigan las mismas al costo del dólar paralelo, el cual ya se encuentra casi en 100 bolívares.

Traigo todo esto a colación porque la semana pasada vi la lamentable actitud asumida por el gobernador del estado Aragua, Tareck el Aissami, cuando se enteró de la denuncia hecha por el representante del Colegio de Médicos de esta región, al conocer de los decesos de varios pacientes del Hospital Central de Maracay. Un gobernante serio, al conocer una noticia de esta magnitud, lo primero que debe hacer es informarse y comunicarse con el representante del gremio de médicos y no caer en descalificaciones ni ataques, menospreciando la capacidad profesional de este doctor.

Considero que son deplorables las declaraciones de El Aissami. No puede ser que este se preocupe por la filiación política del galeno antes de investigar un caso preocupante, como lo son el fallecimiento de ocho venezolanos. ¿Hasta cuándo van a seguir estas autoridades nefastas ocupándose primero de lo político antes que de lo social?

El descaro es tal que ni ellos ni sus familiares tienen la necesidad de ir a un hospital; capaz y se alegran si los fallecidos eran opositores al régimen. La mediocridad de este gobierno no tiene límites. Se les está acabando el tiempo, por eso les recomiendo que se ocupen y preocupen por esa mayoría de venezolanos, que son seres humanos que no tienen los recursos para asistir a una clínica privada.

Le aconsejo a Tareck el Aissami que deje la política de lado y se encargue de averiguar las causas de esos decesos; asimismo, le recuerdo que las enfermedades no distinguen raza, ni clase social, la próxima víctima podría ser un miembro de su familia o usted mismo. Reflexione y tenga un poquito de consideración y respeto con las ocho familias aragüeñas que están de luto, mientras que usted se preocupa por descalificar al presidente del Colegio de Médicos del estado Aragua, en lugar de tratar de averiguar y esclarecer cuál fue la causa de esas muertes en tan breve lapso.

Ese es el reflejo de la salud en nuestro país, por demás calamitosa.

http://visionvzla.blogspot.com/

oavila1973@gmail.com

@omaravila2010