• Caracas (Venezuela)

Omar Ávila

Al instante

Inhabilitaciones como estrategia electoral

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Mientras la canasta básica aumentó en un mes el monto equivalente a un salario mínimo, el dólar paralelo superó la berrera de los 600 bolívares. Mientras que el país se cae a pedazos el gobierno solo le preocupa y se ocupa de su estrategia para mantener el control de los poderes.

Nicolás Maduro y Diosdado Cabello están haciendo maromas para seguir siendo mayoría en la Asamblea Nacional al costo que sea, sin tomar en cuenta que los verdaderos perjudicados son los venezolanos, que cada día le restan apoyo al gobierno por las malas y desacertadas políticas económicas adoptadas en los últimos años, donde ya ni el petróleo alcanza para abastecer de alimentos importados –porque acabaron con la producción nacional– los anaqueles nacionales.

El régimen sabe que la única manera de ganar en las elecciones parlamentarias, sería por forfait, pero se van a quedar con las ganas. Vamos a seguir adelante y hagan lo que hagan no nos vamos a rendir y mucho menos a retirar, que sería la única forma que pudieran ganarnos circuitos donde están postulados los compañeros Daniel Ceballos, María Corina Machado y Enzo Scarano, inhabilitados injustamente por la Contraloría General de la República. Este ente se ha convertido en el actor electoral de esta etapa de la estrategia que tiene planteada el gobierno para tratar de desmovilizarnos y desmotivar a esa gran mayoría del pueblo venezolano que ya entendió que este es un gobierno nefasto, incapaz e ineficiente.

Desde Unidad Visión Venezuela, toda nuestra solidaridad a estos líderes y valientes luchadores, que a pesar de las persecuciones y amenazas, no se han dejado amedrentar, ni mucho menos se han arrodillado ante este gobierno que no tiene ningún tipo de escrúpulos a la hora de cumplir su objetivo, que en este momento no es otro que tratar de mantener a toda costa esa mayoría parlamentaria que aún poseen.

Si fueran imparciales, instituciones como la Contraloría General de la República, se encargarían de inhabilitar a los mismos voceros del gobierno que poseen cuentas millonarias en Andorra y de los 25.000 millones de dólares de Cadivi que denunció Jorge Giordani; eso es más representativo que unos supuestos cestatickets y posibles retrasos en la declaración a 3 de nuestros candidatos naturales de las regiones en las cuales, sin lugar a dudas, iban a lograr una victoria aplastante ante el adversario que coloque el gobierno, sea quien sea.

Nos encantaría revisar las declaraciones juradas de patrimonio de Diosdado Cabello, Nicolás Maduro, Cilia Flores, Jorge Arreaza; esos por nombrar a unos pocos que en más de una oportunidad se les ha visto darse vida de ricos y famosos en cualquier parte del mundo.

El problema de este gobierno que prometió acabar con la corrupción y burocracia, es que son los primeros en incurrir en estos tipos de delitos. A ellos no les conviene que se sepa toda la verdad, es por ello que no quieren dejar el coroto, porque saben que el castigo que les toca por todas las marramucias que han hecho no tiene perdón ni del mismísimo Dios. Estoy seguro de que más temprano que tarde, se hará justicia y veremos tras las rejas a los verdaderos culpables de la debacle que ha venido padeciendo Venezuela en los últimos años. Como dijo un gran sabio: amanecerá y veremos.

http://visionvzla.blogspot.com/

oavila1973@gmail.com

@omaravila2010