• Caracas (Venezuela)

Omar Ávila

Al instante

Omar Ávila

Gobierno rico, pueblo pobre

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A pesar de la milmillonaria suma de dinero que ha manejado este gobierno en los últimos años, cifra que asciende  a 1 billón 300 mil millones de dólares sin contar con los préstamos que han solicitado y el endeudamiento con el BCV, actualmente en nuestro país, un tercio de los venezolanos se encuentran en  estado de pobreza.

Son más de 9 millones de compatriotas que tienen carencias, de los cuales más 3 millones se encuentran en estado de pobreza extrema, gente que inclusive se acuesta sin comer; ¡ojo! y estas son cifras oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE), quizás la suma sea peor, situación que no ponemos en duda, por lo que directamente podemos constatar en las visitas que hacemos a lo largo y ancho de todo el territorio nacional.

Esta situación se agrava mucho más en los menores de edad, afecta especialmente a nuestros jóvenes menores de 15 años. Por ejemplo, ésta cifra alcanza 40%, y en niños menores de 9 años, la pobreza alcanza 45%, esto es realmente criminal, en un Estado que dice ser defensor de los más necesitados. Estamos hablando que casi la mitad de nuestros muchachos son pobres.
Ahora la verdad verdadera es que al gobierno no le interesan los menores de edad porque sencillamente no votan, esa es sin duda alguna, una política de este régimen indolente.

Muchos se preguntarán: ¿Entonces cómo es que la FAO ha reconocido a nuestro país supuestamente por los bajos índices de pobrezas? Pues muy simple, los reconocimientos de la FAO, se deben entre otras cosas, a la hegemonía comunicacional que mantiene el gobierno; además que estos reconocimientos están basados únicamente en las cifras oficiales que presenta el Estado. No hay un estudio internacional que se encargue de tal medición.

Esa idea de Nicolás de crear una “Casa de Abrigo” para acoger niños heridos y huérfanos, he incluso, la posibilidad de que se le pueda buscar familias adoptivas en nuestro país es una locura total. No puede traer niños a hogares, que para variar llevarían el nombre del difunto Hugo Chávez, para justificar en cierto modo lo injustificable y tratar de mantener vivo un liderazgo que lamentablemente para ellos, dejó de existir.

Quiero dejar claro que en ningún momento estoy en contra de tenderle la mano a los necesitados, e inclusive en otras condiciones esta sería una excelente medida humanitaria, pero la realidad de Venezuela no es tan ajena a la de un país en guerra y sumido en la más terrible pobreza.

Sin duda alguna, el Presidente Maduro debería proponer a estos países del ALBA, que se sumen y asuman iniciativas que vayan en beneficio directo de nuestro pueblo; de disminuir la pobreza extrema, el índice delictivo en jóvenes, en ayudar a reducir igualmente la deserción escolar. Todo esto de acuerdo a cifras del INE, en donde indudablemente viene en aumento y en desmejora de nuestra juventud y que por supuesto urge atender primero los problemas de la casa. El último año pasamos de 6 millones a 9 millones de pobres.

En cuanto a los niños de la calle, sólo les puedo decir que el padre putativo perdió el nombre, por lo que indudablemente no están en condiciones de honrar tal responsabilidad, cuando tiene a los "Niños de la Patria" en las mismas condiciones que tiene al resto de la población.


http://visionvzla.blogspot.com/
oavila1973@gmail.com
@omaravila2010