Viajes

Una habitación en un trineo para pasar las noches en el Àrtico

Se trata de una burbuja para dos personas que va por la nieve mientras observan las auroras boreales

aurora boreal

Si hospedarte en un iglú de cristal para ver auroras boreales te parece un viaje casi imposible, espera a conocer esta habitación móvil, creada también para observar “las luces del norte”, sin tener que soportar temperaturas gélidas.

Se trata de una burbuja para dos personas que va transitando por la nieve mientras tú levantas la mirada al cielo para cazar aquellas luces “mágicas”. Off-the-Map Travel es la empresa encargada de darte esta experiencia: Aurora Bubble Sled.

Esta habitación o tienda de campaña, se desliza gracias a unos esquís y es jalada por motos de nieve. La idea es salir desde Kilpisjärvi —un punto donde Finlandia, Noruega y Suecia se encuentran dentro del Círculo Polar Ártico— hacia las montañas, mientras un guía te habla de éste y de otros fenómenos naturales del Ártico.

Después de un chocolatito caliente o café y unos bocadillos, el guía te conduce de nueva cuenta al campamento donde encontrarás una canasta con tu desayuno. Las camas, —que son bolsas de dormir— son calientitas y muy cómodas. La habitación cuenta con un calentador, baterías para linterna, sillas, un teléfono que puedes usar para emergencias. Lo malo es que el baño se encuentra fuera de la cápsula, así que tendrás que pasar algo de frío.

Ofrecen un paquete consta de cuatro días y tres noches de alojamiento. Hay diferentes actividades de invierno, además del avistamiento de las auroras, como pesca en el hielo, lucha de renos o un tour por alguno de los países cercanos.