Viajes

El humo que truena

Las cataratas Victoria, en la frontera de Zambia y Zimbabue, forman la cortina de agua ininterrumpida más larga del mundo. Son Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1999 y tienen una extensión de 1,7 kilómetros y 108 metros de alto. Se calcula que arrojan 500 millones de litros de agua por minuto. El explorador escocés David Livingstone las bautizó así, en 1855, en honor a la reina Victoria, pero los locales las conocen como Mosi-oa-Tunya, el humo que truena. Es una de las mayores atracciones turísticas del sur de África.