Entretenimiento

Youtube con sello venezolano

Luces, cámara, acción. La popular plataforma se ha convertido en una vitrina para que emprendedores puedan entretener, hacer reír, informar y educar a la audienciasin importar dónde se encuentren, únicamente con creatividad y constancia. Tres youtubers venezolanos comparten su inspirador anecdotario, así como recomendaciones para incursionar con éxito

ctv-ho9-dsc00063

La originalidad de La Musu

Amanda Salazar es su nombre de pila, pero pocos la conocen como tal. En cambio, basta identificarse como La Musu, seudónimo con el que se ha hecho popular en las redes sociales, incluyendo la plataforma Youtube, donde ya alcanza casi 80.000 suscriptores. Hace tres años comenzó su aventura en este espacio interesada principalmente en compartir sencillos tutoriales para aprender a colocarse los diversos modelos del hiyab o pañuelo que suele utilizarse en la religión musulmana que esta joven venezolana profesa. “Lo más difícil para mí fue el hecho de hacer videos sin saber si realmente le llegaban a la gente, trabajar a ciegas que es como caminar en un cuarto oscuro, por lo menos fue así en mi caso, llegué a cuestionar si seguir con el proyecto o desistir”, asevera al recordar los inicios en los que solo unos cuantos suscriptores comentaban sus videos. Poco a poco fue aportando otro tipo de contenido sobre belleza, siempre dirigido a inspirar y motivar a la mujer, entre ellos sus tips de maquillajes, aprendidos tras un curso con el experto Jonathan Vigal conocido por trabajar con una marca de cosméticos. Se trataba de una producción casera con un sencillo teléfono celular, aunque nunca dejó de transmitir la esencia de su personalidad, una de las claves que asegura puede influir en el éxito de cualquier youtuber. “Aunque no me lo preguntan, sé que a muchos les causa curiosidad el hecho  de que sea musulmana, incluso llegué a creer me harían comentarios sobre esto, pero no es así, pese a que muchos quedan asombrados cuando hablo porque creen que soy árabe, pero soy puro joropo, hamaca, lo más venezolana posible”, sonríe al agregar lo amigable y accesible que suele ser con su audiencia.

Los retos no han sido pocos para la joven, desde la adquisición de una cámara profesional, que aprendió a utilizar en un curso de fotografía, además de la compra de luces y una computadora portátil con la que realiza el proceso de edición, que se puede prolongar hasta la madrugada. La organización para compartir su agenda profesional con la maternidad ha sido clave sobre todo en los últimos tres meses cuando, tras varios años, realmente empieza a ver los frutos del esfuerzo, luego de enfocarse aún más en el canal donde los videos semanales suman miles de visualizaciones en poco tiempo.

Recomienda el uso de las herramientas de esa plataforma, muchas veces desestimadas y que, en su opinión, ayudan a los creadores a crecer y entender a su audiencia. Una opción le permite, por ejemplo, realizar encuestas entre sus suscriptores y saber qué tipo de contenidos les gustaría que publicara. “Básicamente ellos me dicen qué voy a hacer”, agrega.

La Academia de Creadores, otra útil herramienta a la que muchos no prestan demasiada atención, le ha aportado a La Musu mucha información sobre analítica de estadísticas, entre otros cursos, para entender y crecer en la plataforma, un camino arduo pero en el que ya cosecha mucho éxito, inclusive el reconocimiento como mejor influencer de Latinoamérica en la reciente edición de los Teclas Awards.

“El secreto de Youtube es ser constante, que es una de las cosas más difíciles, pero que permite generar mucho contenido donde puedas descubrir realmente tu nicho. También es esencial darle al canal un buen título y una buena descripción, de dos o tres líneas, al igual que una imagen de portada que sea llamativa para poder destacar entre la competencia, así como asegurarse de compartir contenido de calidad. Todos los grandes youtubers comenzaron con muy poco, todo es cuestión de perseverar, ser único y transmitir tu esencia, lo demás será historia,”,  recomienda.

En Youtube: La Musu


EL DATO

Hapyak  es una herramienta para agregar botones con enlaces  a toda la información online que quiera ofrecer el youtuber, aunque de una manera más interactiva. Los botones funcionan también en dispositivos móviles, pueden personalizarse y ubicarse en cualquier momento o lugar del video. Con esta herramienta se pueden crear encuestas interactivas y dividir el video en capítulos.


El recetario de Lily

Los primeros malestares físicos comenzaron a preocupar a la publicista Lilibeth Ramírez y su pareja, ambos sumergidos en una agenda ajetreada en la que todo era “para ayer”.

La advertencia médica llegó acompañada de una lista de alimentos sugeridos para procurar hábitos y una dieta más saludable, por lo que la profesional, que ya contaba con estudios de cocina en La Casserole du Chef, se dedicó a su propio laboratorio de recetas que no tardaron en llamar la atención de sus familiares y cercanos, por lo que decidió compartirlas en su blog y redes sociales. Tras sumar rápidamente seguidores, abre en marzo de 2016 su canal en Youtube, una plataforma que, asegura, acerca mucho más con la audiencia por ser más directa. “Realmente fue  a partir de mi canal que la gente me fue conociendo más, pues te permite llegar a las personas para que te conozcan como eres, quién está detrás de todo. Esta plataforma es mucho más explícita. En mi caso, ayuda a compartir el paso a paso de cada preparación; no es lo mismo colocar una foto de la receta a que se detalle cómo se hace, sobre todo porque hay muchas personas que están aprendiendo a cocinar y necesitan observar todo el procedimiento”, afirma la autora de dos libros sobre esta temática, el primero de ellos Yo no hago dietas.

Son hasta 10 horas diarias las que trabaja en cada aspecto de su proyecto saludable, lo que incluye la planificación de contenidos semanales en la plataforma, en la que incluso debe prever la lista y disposición de los ingredientes al producir cada video. “Puedes tardar un día grabando y otro editando, sobre todo cuando no eres experta”, afirma la venezolana, actualmente radicada en Miami, desde donde planifica la inclusión de más tips y tutoriales para su canal, además de un tercer libro y cursos online.

Tener algo interesante qué decir es una primera recomendación de Lily para quienes desean incursionar en esta faceta, para la que asegura ha debido aprender hasta a maquillarse. Insiste en que los usuarios están ávidos de conocimientos, de que se les enseñe a hacer algo productivo, por lo que tanto lo interesante como la calidad del contenido son determinantes.

También es esencial enfocarse en un asunto, porque abordar varios tópicos sin un hilo conductor podrá ser confuso para la audiencia. En su caso, aunque se centra en las preparaciones saludables, se ha abierto a temas vinculados con la salud integral, que abarca desde la alimentación y ejercicios, hasta tips para procurar la organización y el orden en el hogar, que contribuyen a una sensación de bienestar.

No recomienda la improvisación en esta plataforma, por lo que insiste en la importancia de dedicarle mucho tiempo a la calidad de lo compartido. “La audiencia pierde la atención cuando ve videos en Youtube mal realizados, con mala iluminación o deficiencias en el sonido, hay que hacer las cosas bien”.

En Youtube: Recetas Lily

Página web: www.recetaslily.com/


EL DATO

Cada día son más las personas que se motivan a contar con su propio canal de Youtube lo que se traduce en el auge de la plataforma, pero también en una mayor competencia, de ahí lo importante de procurar la mejor calidad de contenidos. Para iniciar es esencial contar una cámara de video en alta resolución o en su defecto un teléfono celular que grabe en HD, ayudado por un trípode. Un programa de edición de videos es imprescindible para darle el estilo deseado, ya sea a través de imágenes, textos animados e incluso filtros. Un micrófono y un kit de iluminación casero o profesional también son importantes al momento de hacer los videos.


La bitácora de Óscar Alejandro

En una charla sobre Youtube y las claves para destacar en esa plataforma coincidió conmuchos amigos que emigraban a Miami cuya desinformación acerca del proceso migratorio se percibía como abismal. La revelación fue inmediata para el comunicador Óscar Alejandro Pérez, quien decidió crear un manual para vivir en Estados Unidos.

Para mayo de 2016 ya había elaborado una serie de videos en los que compartía consejos básicos para emigrar legalmente a ese país, tipos de visa y cómo obtenerlas, entre otras informaciones esenciales para quienes eligen ese destino: “Comenzar en Youtube es difícil porque puedes hacer los videos, pero todo se basa en que la gente comparta el contenido. Tampoco hay un manual para ser youtuber. Debes llegar al punto donde te adaptes al lenguaje que tienes que usar, la edición adecuada, la vestimenta, cada quién es diferente. Ese feebackinicial siempre es más difícil, las primeras personas que te ven son tus amigos y tu familia, no sabes si lo estás haciendo bien”.

Diversificar la temática fue el siguiente paso, que incluía entrevistas a otros destacados youtubers y personalidades que relataban su experiencia como emigrantes, tal como Pedro Figueira conocido como “la Divaza” y cuyo video le reportó la primera gran masa de suscriptores al canal; así como compartir información relevante que, por coincidencia, se ubica entre lo más buscado en Internet por los usuarios que buscan emigrar. “Siempre he pensado que la información es poder, pues permite tomar decisiones. Mi principal objetivo es que cuando la gente vea mis videos aprenda algo, les ayude a decidir de manera correcta”.

Con los 10.000 suscriptores llegó la determinación no solo de hablarle a sus seguidores de la emigración a Estados Unidos, sino que amplió la audiencia hacia quienes tenían como meta llegar a países como Argentina, Chile, México y España. También comenzó a abordar temas de la vida cotidiana como su Día de Acción de Gracias en la ciudad de Washington o su estadía en Atlanta para escapar del devastador huracán Irma. Compartió una visita decembrina a Venezuela para reunirse con su familia luego de dos años de ausencia, momento que aprovechó para captar la realidad de los supermercados y comercios, iniciativa que representa un antes y después en su carrera en esa plataforma. “El youtuber tiene que ofrecer el contenido más real posible; mientras menos parecido a la televisión, mejor te irá. Es la antirreceta de lo aprendido como comunicador, pues en lugar de producir ytener un contenido preparado, aquí se trata de mostrar la realidad de cada quien según el asunto que te provoque,la gente no te puede ver como una estrella, tú debes ser una persona común y corriente que relata la realidad con una cámara”.

Hoy, con 20.000 suscriptores y la firme idea de ‘ir por más’, Óscar Alejandro Pérez ha sido reconocido por la Organización Internacional de Migraciones de la ONU como uno de los youtubers más influyentes que aborda el asunto de la migración y fue invitado a formar parte de la campaña “Soy migrante” en el site de ese importante organismo, donde aparece junto a otros emprendedores que, como él, muestran sus propias realidades.

Para los próximos días visualiza capítulos cuyos temas son propuestos por los suscriptores. También se enfoca en mejorar la calidad técnica de los videos-proceso que,asegura, nunca termina, pues siempre hay algo que se puede perfeccionar- y en seguir colaborando con youtubers importantes. “El mejor pago que recibes es la receptividad, leer que la gente te dice ‘gracias por compartirlo’, ‘me ayudó’, ‘qué interesante’, ‘se lo reenvié a mi familia’. Es muy gratificante saber que las horas de sueño que inviertes en editar un video le están sirviendo a alguien, que esa información le puede cambiar la vida a otro”.

En Youtube: Óscar Alejandro


EL DATO

Tubebuddy es una de las herramientas para youtubers más completa,con funciones que ayudan a gestionar mejor la personalización y etiqueta de videos, la configuración del canal, la promoción de contenidos en las redes sociales y el análisis de datos, entre ellos la medición de audiencias.Es gratuita aunque el uso de algunas funciones son pagas, de acuerdo con el número de seguidores.