Entretenimiento

Diego Arroyo, el hombre que desnudó el alma de Osmel Sousa

El escritor y periodista venezolano señaló que la vida del Zar de la Belleza está como mandada a hacer, "nació con un destino señalado"

Diego Arroyo, el hombre que desnudó el alma de Osmel Sousa

El escritor venezolano cuando le salió la propuesta de hacer un libro sobre Osmel Sousa se negó por un tiempo debido a que consideraba que es un personaje distante de su mundoFoto: Cortesía 

Por Gabriela Galíndez | @GabaGalindez

Muchos lo conocen por su paso en la Organización Miss Venezuela, pero ¿realmente conocen su camino para ser el Zar de la Belleza?. El escritor y periodista Diego Arroyo Gil se encargó de mostrar en su libro la vida de Osmel Sousa, la historia que pocos conocen y que a muchos les interesa.

Arroyo se negó por un tiempo escribir un libro sobre Sousa debido a que consideraba que era “un personaje distante de su mundo”, sin embargo, luego de estudiarlo decidió aceptar el reto de mostrarle al mundo el testimonio del Hacedor de Misses con el libro Osmel, un hombre desconocido.

“La idea de escribir un libro sobre Osmel fue de la Editorial Planeta, luego de escribir el libro sobre Sofía Ímber me preguntaron qué haría y me propusieron hacer algo sobre él, a lo que yo dije que no porque me sentía ajeno a ese mundo del que forma parte”, contó a El Nacional Web.

Agregó que luego de esa propuesta tres amigos de él le hicieron la misma pregunta, lo cual le pareció raro que sus amistades coincidieran con ese tema. Señaló que le comentó a Sofía Ímber y ella muy entusiasmada le preguntó cuándo comenzaría.

“Yo seguía en negación porque él es un personaje muy distante, su mundo no es mi mundo, pero Sofía me dijo: 'Mira Diego no seas pendejo, no hay personajes menores sino periodistas menores'”, dijo entre risas.

Arroyo comentó que el Zar de la Belleza es un hombre que ha dado entrevistas breves durante su carrera, por eso decidió escribir el libro como si fuese Osmel el que habla. “Lo correcto era darle la palabra, es un personaje tan polémico y sometido a un escrutinio exigente. Yo le di voz, yo le puse un micrófono y ese testimonio es el que transmito en el libro”.

Agregó que Sousa no ha podido “defenderse” o contar su vida personal. Señaló que quienes lean el libro y quieran contradecir, confirmar o ampliar la historia de él podrán hacerlo con información cierta y no inventada.

El escritor explicó que cuando Sousa leyó el libro, durante una sesión de cuatro horas, le dijo que era un texto maravilloso. Osmel se dio cuenta que trataba sobre su vida y no del Miss Venezuela.

“A mí no es que no me interese el Miss Venezuela, pero lo que realmente me interesaba era saber cómo funciona la psicología, de dónde salió él. Desde que nosotros nacimos él ha estado ahí, pero tiene un pasado, no cayó del cielo”, dijo.

Sousa le propuso a Arroyo que se debe hacer un segundo libro que trate sobre el concurso de belleza más importante del país.

La conexión entre Arroyo y Sousa se fundamentó en el respeto mutuo. “Él fue respetuoso durante el trabajo y yo lo fui con el testimonio que me dio.  Cuando entrevistas a alguien sobre su vida está depositando en ti su confianza y por eso se tiene que tratar con mucho cuidado y respeto lo que dice”, explicó.

Al preguntarle a Arroyo Gil cuál consideraba que era el momento que había marcado un cambio en la vida de Sousa para convertirse en el Zar de la Belleza, entre risas contestó que “la vida de Osmel está como mandada a hacer, nació con un destino señalado. Es hombre con buen instinto para hacer lo que ha hecho hasta ahora, hacer reinas de belleza”.

“Desde chiquito hacía muñequitas y ha pasado toda su vida haciendo eso, no es algo que le inculcaron él nació con eso. Me pareció muy singular porque uno dice 'caramba este hombre estaba destinado', es el hombre que ha tenido mucha suerte porque a pesar de todas las adversidades él logró convertirse en una persona exitosa”.

En las páginas de Osmel, un hombre desconocido se narra la historia de un niño que dibujaba muñequitas de papel y las escondía abajo de su cama, de un pequeño que sacaron de su país natal para empezar una nueva vida en Maracaibo, donde conoció a grandes personas que considera como sus grandes amigos. Desde ser el ilustrador de algunas marcas hasta ser el mandamás de la Organización Miss Venezuela, su camino se veía proyectado a la grandeza. En el libro, Sousa contó sobre sus defectos, virtudes y sus secretos para entrar en el mundo de la belleza.