Deportes

Nadal mandó en Roma y ratificó su condición de favorito en Roland Garros

El español pasó por encima de Novak Djokovic para obtener su noveno campeonato en el Masters 1000 de la capital italiana

ctv-bjx-rafael-nadal-afp
Por MARIANA MORENO S. | @msarcolira

Hace 14 años que empezó la historia de amor de Rafael Nadal en el Masters 1000 de Roma. Este domingo el español conquistó el campeonato de este torneo por novena vez, casi tres lustros después de su primer título.

Y lo hizo en gran forma, arrollando al número 1 del mundo, Novak Djokovic, con marcador de 6-0, 4-6 y 6-1.

"Es un honor. Siempre me acuerdo de la primera vez que vine aquí, en 2005, y muchos años después volver a ganar esta copa significa mucho. Gracias", dijo Nadal al pie de la cancha en el Foro Itálico, en declaraciones reseñadas por las agencias de noticias.

Este fue el primer título para el tenista mallorquín en esta temporada. Más allá de celebrar el logro, festeja haberse reencontrado con su juego y estar en óptimas condiciones físicas.

"Ganar un título es importante, pero lo más importante es sentirme competitivo. Luego, si tengo este nivel, sé que tengo mis opciones. Fue un gran partido, jugué bien y ahora disfruto", agregó.

Con el triunfo en Roma ante el campeón de Madrid la semana pasada, Nadal confirma su favoritismo para extender su reinado en Roland Garros, segundo torneo del Grand Slam, que comenzará este lunes en París.

Así lo reconoció Djokovic en la rueda de prensa posterior a la final: "Nadal es el favorito número 1 en Roland Garros, sin duda. Luego vienen todos los demás. Será un gran torneo. Dominic Thiem está jugando muy buen tenis, puede ganar a todos, realmente, especialmente en tierra".

"Siempre trato de respetar la victoria de mi rival. Luego, es verdad que el calendario se puede mejorar. No jugué lo mejor hoy, y a pesar de eso pude luchar y eso es lo positivo. Su nivel fue muy alto, pero yo no estaba fresco de piernas. Jugué los últimos tres partidos por la noche y las condiciones son completamente distintas", agregó el serbio.

Antes de la final del domingo Djokovic debió enfrentar un duelo de tres horas el viernes contra Juan Martín del Potro y otro de dos horas y media el sábado ante Diego Schwartzman.