Sucesos

En una semana mataron a 35 hombres vinculados a la minería

En los cuatro presuntos enfrentamientos actuaron funcionarios del Ejército, el Cicpc y Polibolívar, en los cuales no hubo reporte de bajas de oficiales

ctv-wb0-download

Comisiones mixtas del Cicpc, la GNB y la División de Inteligencia de la Policía del Estado Bolívar actuaron, en una semana, en cuatro presuntos enfrentamientos en el sur de la entidad, cuyo resultado fue la muerte de 35 hombres vinculados a supuestas bandas relacionadas con la minería del sur de esa región, hechos que llaman la atención de parlamentarios por la entidad.

“Todo lo que orbita en la delincuencia en el sur del estado Bolívar está relacionado, directa e indirectamente, con la minería”, aseguró Américo de Grazia, diputado a la Asamblea Nacional por Bolívar.

Guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia han tomado el rol de retención y seguridad de las áreas mineras que explotan recursos naturales como el coltán, el oro y el diamante, según De Grazia. “En esos supuestos enfrentamientos no ha muerto ningún guerrillero. Ellos son intocables para las autoridades de acá”.

Para el diputado, esas masacres se deben no solo a los cambios en la línea de mando de los militares que pretenden imponer las nuevas reglas y sus respectivos pranes que controlen las minas, sino también con el fin de entregarles más zonas mineras a las FARC.

De Grazia aclaró que el gobierno y el Ministerio Público no tienen ningún tipo de interés en investigar lo que él tilda de “masacres”. “Todo lo que está sucediendo en el Arco Minero no le hace bien al estado”, dijo.

Los enfrentamientos. El primer tiroteo ocurrió el sábado 9 en el sector El Manteco, donde hubo 19 muertos, según las denuncias de los pobladores de la zona. El segundo acaeció el domingo en horas de la mañana en el sector El Triunfo, donde 11 hombres perdieron la vida. Los dos últimos se llevaron a cabo el miércoles en la noche en el sector Villa Canaima y en el sector Las Malvinas, en Upata. En esos supuestos enfrentamientos ultimaron a cinco sospechosos que, al percatarse de la presencia policial, accionaron sus armas de fuego contra los funcionarios del Cicpc y de la Policía de Bolívar, como lo indicó la versión de las autoridades.

Cuatro de los fallecidos en El Manteco fueron identificados como Robinson Gabriel Soto Farías, de 26 años de edad, quien presuntamente estaba solicitado por homicidio desde 2016;  Junior José Vaquero Guedey, de 25 años de edad; Junior Noel Hernández, de 22 años de edad, y José Ángel Rodríguez Medina, de 37 años de edad. Los ultimados en Upata quedaron identificados como Miguel Hastumbre Pérez Mendoza, Marcos Miguel Bolívar Vera, alias Waky, Luis Jonathan Pérez Avilés, apodado como Peluquero, e Isidro José Muñoz Roberto, de 33 años de edad. Un último individuo fue identificado con el sobrenombre de El Jairo.

Douglas Rico, director nacional del Cicpc, inauguró el martes la sede de la División de Investigación contra Homicidios y la Oficina Central de Reseña en San Félix, estado Bolívar. Rico admitió que ha habido un aumento del delito en la entidad.

El dato

Américo De Grazia maneja cuatro hipótesis de lo que ocurre en el Arco Minero en Bolívar. La primera, el cambio en el mando militar, y la imposición de sus reglas y sus pranes en las minas. La segunda, la GNB les entrega las armas largas a los delincuentes que controlan la minería. La tercera, se despeja el área para proveérselas a las grandes transnacionales para que realicen actividades mineras. La cuarta, el control de las FARC del sector minero en la entidad.